sábado

Ciudadelas Agrarias ¿utopía?


Cuando me regalaron este juego para PC en una navidad, me dije que sería muy fácil, algo no trascendental. En ambas cosas me equivoqué. No resulta fácil pasar de la segunda etapa (porque el dinero que te otorga el César es limitado y aunque aumenta tus fondos, la distribución es incontrolable). Y en lo trascendental, me hizo pensar en Venezuela.

Sí, en mi país ubiqué este juego basado en Roma, de donde se aprendió la vida organizada. Ellos sabían que había que crear condiciones favorables en todo estrato para que existiera el crecimiento. Cuando lo aplicaron funcionó, cuando se envanecieron, marcó el fin de su imperio. Ello, incluída la maldad, la cual sí podemos eliminar de nuestros tiempos modernos, más no el aprendizaje de lo útil.

Desde principios del siglo XX, cuando el boom petrolero se llevó a la gente del campo a las ciudades por el oro negro, que no fue para todos y creó los "cinturones de miseria" jamás se ha buscado la obvia solución: Regresar al campo. Eso para muchos es retroceso, pero el campo y la tecnología sí se llevan.

Nuestros estados llaneros y centro occidentales poseen terrenos con suelos fértiles para el agro, pero su lejanía a todo es lo que hace que muchos no deseen asistir. Lo que propongo es que, como ven en la imagen, se hagan Ciudadelas Agrarias, que no son más que ciudades con los servicios básicos y centros de entrenamiento agrario y de trata de ganado.

El error brutal de las expropiaciones es que se lo dan sólo a quienes por allí están. Sí van a repartir terrenos, que tengan todas las comodidades, sin irrespetar a la naturaleza ni abusar del campo ni campesinado.

En vez de querer hacer más ciudades en las capitales, como el caso de hacer otra Caracas dentro de la ya apretujada Caracas, porque no buscan a la gente necesitada, dispuesta y que acepte la capacitación, a cambio de casas dignas, servicios básicos, cercanía al transporte (el no poder movilizarse cómodos es el mayor temor de los citadinos a las mudanzas al interior del país).

Llegó el momento de crearla, espacios hay y gente buena también. Hay que darle futuro a la gente, donde se pueda, pero ese lugar a poder, debe ser un espacio FELIZ.

Dispensen la idea vaga, espero que alguien la amplíe, la distribución poblacional en Venezuela tiene muchos años mal y para mí, esta será la mayor fuente de ingresos para la gente de escasos recursos y también para muchos profesionales que impartirán sus conocimientos y mano de obra por igual.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...