loading...

viernes

El Motorizado y yo

Hoy me ocurrió algo que aunque suene pedante y poco cortés o modesto, contaré:

Iba por la calle Pichincha de Maracay, por el mal estado de la calle,  iba por el borde de la acera. De repente un motorizado en sentido contrario me pasó por un lado, me gritó una grosería burlesca y siguió. A los pocos metros mientras se regodeaba de su chiste se estrelló.

Cayó con el aparato quedándole encima. Seguí caminando a la velocidad que llevaba, me acerqué a él y le hice lo peor que se hubiese podido ese motorizado imaginar. Le ayudé a quitarse la máquina de encima que aún encendida era un riesgo.

Manifestó estar bien pese a unos golpes (casco hundido). Consulté sí estaba bien, levantamos la moto y cuando le vi ya más tranquilo, seguí.

Un señor me comentó "él tuvo la culpa y de seguro le dolió más que le ayudaras".

Yo imaginé lo mismo, pero se me enseñó a ser humano y a la par caballero. No debo estar a la altura de tonterías. Sí, me molesto y hasta podría ser indiferente...pero esa es la última opción.

Ojalá esto sirva de referencia a alguien, yo aprendí y corroboré que el legado de mis padres no está perdido.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...