lunes

Despedir Periodistas para Tapar Verdades


Son historias “silencio a voces” que encontramos en los medios. El temor a las represalias, a veces por las agresiones y otras por las cuentas publicitarias, hacen que los dueños, editores o poderosos defenestren a los periodistas que se han ocupado en llevar su código de honor al máximo en busca de la verdad y en contra de lo que será un engaño, un gasto, una burla y un peligro.

Esto se sucede una y otra vez., Hasta yo he sido marginado de los diarios porque me gusta decir todo sin importar que en el contenido esté metido yo mismo en el saco. No confundir con el respeto por la integridad de los involucrados en la noticia, ya que no soy amarillista ni un sincero-descriteriado.

Lo siguiente le ocurrió a la excelsa periodista caraqueña Carolina Briceño y espero sirva de referencia para quienes se dedican al periodismo entre lo que pueden conseguir en sus propios medios. Aunque suene crudo, nuestro empleo vale menos que el bienestar de mucha gente. Dios nos proveerá mejor, sí mejor servimos y lo damos todo por la justicia.

Al final, la nota del Diario el Impulso que grafica la situación por total

…La historia vuelve a repetirse... hace años yo cubrí la fuente de Palavecino (Cabudare) y la alcaldesa Aura de Rivero me hizo la vida imposible para que en el periódico me sacaran de la fuente, una vez hasta pidió que me metieran presa para evitar que continuara con las investigaciones que hacía sobre los permisos para las construcciones de conjuntos residenciales en zonas que carecían de todos los estudios (suelo, impacto ambiental y urbano, etc.) o que el Ministerio del Ambiente había advertido de los peligros de no ser aptas para la vivienda, por eventuales desbordamientos de quebradas y ríos que hasta derribaría las paredes de los conjuntos residenciales... Lo cierto es que muchas zonas eran de riesgo, pero igual la instancia municipal entregó los permisos de construcción aparentemente a unos empresarios que querían hacer su plata rápido con las viviendas... Yo salí de la fuente, no sin antes cantarles las cuantas a la alcaldesa y a mis jefes que se aliaron con ella... Seguí adelante, decidí que ya no tenía nada que hacer en Barquisimeto, pues no concibo un periodismo cómplice, y advertí que eso se seguiría repitiendo y que la gente es la que seguiría pagando los platos rotos mientras no se haga una investigación y queden claras las responsabilidades... y la vida no me ha llevado la contraria... Gracias a Dios tengo mi conciencia en paz, que no me vendí ni negocié quedarme callada ante eso... ahora falta que otro periodista se ponga los pantalones, tenga dos bolines y empiece a buscar lo que hay allí guardado y lo termine de sacar a la luz pública... Mis trabajos deben estar por allí en el archivo del periódico y al que le dé la gana de buscarlos, los puede encontrar y así tener algunas pistas de por dónde debe apuntar !!!

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...