jueves

Carta a la Ministra Mari Pili Hernández


Autor: Brian Fincheltub

Esta semana usted lanzó la siguiente perla por el canal de todos los venezolanos: “Los jóvenes que votarán por Capriles no aman al país, ni a la patria”. Ante tal afirmación los jóvenes tenemos la obligación de responderle ministra, pero no en su lenguaje, sino en términos de absoluto respeto, como se le responde a una dama, más si es una persona mayor. 

Hoy le escribo ministra como uno de los millones de jóvenes que votaremos por Henrique Capriles Radonski el próximo 7 de octubre. Como uno de los millones de jóvenes que no nos sentimos identificados con sus palabras dirigidas solo a una parte del país, tratando como siempre de desaparecer a la otra mitad y peor aun poniendo en duda su venezolanidad. Pareciera que usted hace mucho dejó de entender las aspiraciones que tiene la juventud de cambiar, progresar y vivir mejor. No la culpo, pero no tiene a juzgar, ni pisotear los sueños de los demás. Sueños sobre base firme por cierto, muy cercanos a realizar. 

Particularmente tengo muchas razones para no apoyar a su jefe ministra, eso no implica que sea menos venezolano que usted. Mis abuelos llegaron al país, como miles de inmigrantes más para hacer de esta tierra su hogar. Nadie nos sacará de aquí, porque Venezuela les pertenece por igual a los rojos, los azules y los amarillos. No quisiera pensar que sus razones para apoyar el continuismo sean solo monetarias, ojala en el fondo hayan ideas que la llevan a apoyar que una sola persona se quede veinte años en el poder. 

Como joven esa es una de las primeras razones por las que votaré por Capriles, porque considero que veinte años son demasiado, porque cuando llegó el actual presidente yo tenía once años y ahora catorce años después las cosas han empeorado. Porque hay que darle chance a otro que demuestre su capacidad de gobernar y si en el camino no sirve, el pueblo tiene en sus manos la posibilidad de cambiarlo por vía democrática. Amor no es masoquismo respetable ministra, cuando se ama no se amarra a nadie, se le da libertad. 

Como joven también apoyo a Capriles porque no merecemos encabezar las estadísticas de todo lo negativo que pasa en país. La inseguridad, el desempleo y la falta de oportunidades nos afecta primero a nosotros y eso no puede seguir pasando por seis años más. Yo quiero un país ministra donde los jóvenes sean los primeros, pero encabezando las cifras de deportistas, científicos y artistas. Un país donde ser joven no parezca un castigo, un país donde el lugar donde nacemos no frene nuestras posibilidades. 

Su error ministra fue hablar en nombre de una juventud que no representa, fue hablar para recriminar, fue confundir una persona con la patria, cuando el país lo hacemos todos. Quienes amamos a este país, amamos la vida, amamos soñar en grande, amamos la libertad votaremos por Henrique Capriles Radonski mayoritariamente. Lo hemos demostrado, es público que los jóvenes apoyamos mayoritariamente el cambio y nos movilizamos más cuando nos retan. Usted ministra nos retó con o sin intención de hacerlo, pero es tarde para enmendar su error. 

Lamentamos ministra que usted no haya aprovechado su designación para trabajar por la juventud venezolana, que tantas calamidades sufre, que tantas necesidades tiene y que hoy confía que el próximo gobierno de Henrique Capriles Radonski les solucionará sus problemas. El 90% de sus actividades al frente del ministerio fueron de corte ideológico, por eso nadie conoce su gestión y los jóvenes solo se sienten ofendidos por un ministerio que se quedó en puro burocratismo y politiquería. 

La invitamos a vernos los rostros este 7 de octubre, en nuestra mirada no encontrará odio, sino amor y esperanza por el país que juntos vamos a construir, por cierto, junto al presidente más joven de la historia de Venezuela: Henrique Capriles Radonski. 

Brian@juventudsucre.com 

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...