viernes

Arrow: Flecha Verde llega a Warner Channel


Prejuicios, ese era el enemigo a batir. La CW, cadena cuyo público objetivo son los jóvenes de entre 18 y 34 años, sabía que repetir el éxito de Smallville, hacer olvidar a Justin Hurtley y convencer a los aficionados del cómic era algo harto complicado; por eso su Arrow, serie que se basa en el conocido personaje Green Arrow de DC, se distancia de Smallville para abrazar, lo que podríamos llamar, el concepto Batman Begins de Christopher Nolan.

El piloto de Arrow cuenta con una gran cantidad de elementos interantes, tramas y personajes que pueden enganchar al público, seas o no seas amante de los cómics. El producto, todavía necesita pulirse, ya sabéis que las series van creciendo y transformándose capítulo a capítulo, los pilotos son una buena toma de contacto pero no son verdades escritas en piedra.
A partir de este punto spoilers.

La historia
El millonario playboy Oliver Queen, Ollie para los amigos, reaparece tras cinco años. Todo el mundo le había dado por muerto, y de hecho, fue el único superviviente de un naufragio que le dejó profundas cicatrices emocionales. A lo largo del capítulo volveremos una y otra vez, flashbacks mediante, a aquella fatídica noche, cuando la vida despreocupada y sencilla de Ollie cambió para siempre.

En el barco navegaban su padre y la hermana de su novia, con la que se estaba acostando. La joven murió rápidamente, su padre y él aguantaron varios días junto a un miembro de la tripulación. Robert Queen (Jamey Sheridan) es consciente de lo grave de la situación, suplica a Ollie que sobreviva y le explica ciertas cosas sus negocios en Starling City. Robert decido a enmendar sus errores asegura la supervivencia de su hijo matando al otro superviviente y suicidándose ante la incrédula mirada de Ollie.

Queen (Stephen Arnell) sobrevive y pasa cinco años en una isla. Un lugar inhóspito que seguro esconde muchos secretos y que nos plantea muchas incógnitas. ¿Esa era la máscara de Deathstroke? Está previsto que el personaje aparezca, así que …

Ollie regresa al hogar para reencontrarse con su madre Moira (Susanna Thompson), su hermana Thea (Willa Holland), su amigo Tommy Merlyn (Colin Donnell) su ex-novia Laurel Lance (Katie Cassidy);. También tendrá que lidiar con el padre de su ex-novia, el detective Quentin Lance (Paul Blackthorne), con su nuevo guardaespaldas John Diggle (David Ramsey) y con su padrastro Walter Steele (Colin Salmón).

El pasado es presente pero Queen no es el mismo chico irresponsable, granuja y amante de las fiestas; ahora es algo más, es un hombre decido a llevar a cabo una misión, es un hombre arrepentido de los errores del pasado. Ollie ha madurado, crecido, sufrido. Conoce el dolor físico y el espiritual, ha visto morir a personas que amaba y su padre, antes de regalarle su propia vida, le encomienda la peligrosa tarea de salvar y proteger Starling City.

Para ello necesitará una doble vida; todos tienen que pensar que sigue siendo el mujeriego incansable de antaño, pero deberá entrenar su cuerpo y su mente, día tras día, para ser el justiciero del arco.

El reparto
El casting me parece muy acertado combinando sabiamente caras juveniles y atractivas con actores solventes y eficaces como secundarios.

Un Stephen Arnell musculado, plagado de cicatrices, y bastante comedido, sorprende. A nivel físico funciona perfectamente y las escenas de lucha y de él entrenando están muy bien. Arnell debe componer un personaje que se mueve a varios niveles emocionales, a Ollie le impulsan el remordimiento, la venganza, el recuerdo de su padre y el amor. Debe además ocultar sus verdaderas emociones y su verdadero yo a todo el mundo, jugando con las personas que le rodean e incluso consigo mismo. Las mentiras y los silencios se acumulan, ser un héroe es una carga muy pesada.

Tommy (Colin Donnell), el mejor amigo de Ollie, es un seductor, otro joven con dinero y mujeres hermosas a su alrededor. Sin embargo tras su sonrisa se esconde algo. Parece ser el único que percibe el cambio en su amigo pero se mantiene en un discreto segundo plano, como si esperase. Los lectores del cómic conocen la historia de Tommy Merlyn, así que tendremos que esperar a ver como evolucionan las cosas entre los dos amigos.

Laurel Lance (Katie Cassidy), antigua novia y abogada idealista es la única persona que no se alegra del regreso de Queen. Su hermana se acostaba con su novio, pero ni siquiera pudo enfadarse con ella porque murió en el naufragio. Enfadada, dolida, creyendo que su hermana y su novio estaban muertos, se dejó tentar alguna que otra vez por el encanto de Tommy. Lo que me chirría del personaje es lo pronto que parece perdonar a Ollie pero claro ella es Dinah Laurel Lance, es Canario Negro, o lo será en algún momento.

La hermana pequeña, Thea (Willa Holland), tiene un mote. ¿Saben cual? Speedy ¿Y sabéis que más? Consume drogas. Como fan de Green Arrow he disfrutado de este guiño.

Moira (Susanna Thompson) pasa de madre preocupada y cariñosa a enemiga en potencia, ella es la que promueve el rapto de Oliver para saber que cosas le contó su padre antes de fallecer. Oculta secretos y puede que se convierta, si es que la serie continúa adelante, en uno de los villanos más temibles del arquero.

El Detective Quentin (Paul Blackthorne), padre de Laurel, no olvida la muerte de su otra hija en el barco de los Queen. Es incapaz de perdonarle, y su camino siempre se cruza con el de Oliver y el del arquero. Todo justiciero que se precie tiene un agente de la ley obcecado y eficaz tras sus pasos.

Resumiendo
El piloto funciona aunque ciertos aspectos son mejorables. La acción, bien rodada y orquestrada, es buena; el desafío que Ollie tiene por delante interesa porque nuestro héroe tiene una lista de nombres, una larga lista de personas que han obrado en contra de los intereses de Starling City y sus ciudadanos; el juego a dos bandas del protagonista puede resultar efectivo si saben tratarlo con elegancia y la puesta en escena es más que aceptable. 

Se agradecen los guiños al universo superheroico y las patadas a Lost y la saga Twilight. Un piloto consistente que presenta una trama atractiva con personajes potencialmente interesantes, ahora toca construir hacia arriba y mejorar un buen punto de partida.

Lo que no termina de encajar es la trama romántica, es inevitable que esté presente pero le resta credibilidad y perspectiva a la historia. Espero que esto no termine siendo un culebrón a tres bandas y espero también que Thea sea algo más que la joven problemática con baja autoestima.

El héroe de Arrow es oscuro y bastante agresivo, cosa que me ha sorprendido no esperaba que la CW se atraviese con un bueno que mata, pero aquí estamos y yo me alegro. Ese toque oscuro, incluso siniestro, le queda bien al personaje y hace que el espectáculo televisivo se revista con una capa de realismo.

Fuente: Castilla.com

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...