loading...

lunes

Historia de un Decidido... (dedicado a @hectoralonso)


Autor: Luis Alfonso Viloria

En la vida son muchos los caminos, inmensos los  retos, mayores los amigos y muchas y no pocas veces las circunstancias que nos acrecientan como persona, las paradojas que nos aleccionan y los recuerdos que nos inundan de una nostalgia profunda, agradable, esperanzadora…

No hay mayor fortuna que la de contar con un amigo, es esa sin duda alguna la principal suerte que se puede tener. Y más cuando éste es para siempre…

Todo esto me lleva a una cuestión en particular: la tan desvirtuada política. Para muchos no es una práctica que va más allá de una dicotomía simplista y absurda: amigo/enemigo. En los hechos, nada más alejado de la realidad que esto.

El rostro humano de la política que nos muestras Héctor Alonso López, es claro testimonio de ello. Una publicación fabulosa, la narrativa de toda una vida, las consideraciones de un político curtido por los años, lleno de una alta fibra humana, con una labor muy particular y nada fácil: la de maestro.

Por años, el nombre de Héctor Alonso ha estado inscrito en las páginas más recientes de nuestra historia contemporánea, amigo de los amigos, gran contertulio y dado el caso, excelente escritor. Valiéndose de su memoria -que por lo visto no lo ha traicionado-, nos relata la historia de toda una vida, la historia de un decidido diría yo. Del hombre que supo hacer de sus cualidades el escalón necesario para alcanzar altas posiciones al servicio claro de la nación y no de interés particular alguno.

Su vida está ligada enteramente a la política de éste país, al partido de la memoria de sus afectos, Acción Democrática. Más que una autobiografía, es una cierta mezcla de revisión de hechos trascendentales que marcaron la historia de este país y de la cual él fue parte, un tributo a los amigos de siempre y un compromiso con la generación de relevo a la que siempre guardo fidelidad y entrega.

Confieso que la lectura me ató, y en menos de una semana entre los interines de las responsabilidades del quehacer diario, de la rutina esclavizadora, el tiempo libre iba dedicado a escudriñar estas páginas que sirven de testimonio y análisis; pues de manera muy desapasionada relata cómo nuestra incipiente democracia naufrago y sin darnos cuentas entramos en estas circunstancias tan específicas.

Los partidos que fueron el sostén por más de cuarenta años de las instituciones democráticas, los mismos fueron desvirtuando su función y mutaron en meras estructuras electorales, abandonaron su labor pedagógica, de creación de opinión y debate público y se asumieron incapaces de afrontar los nuevos tiempos y mediar entre una ciudadanía cada vez más pujante y existentes  que formulaba mayores demandas para con el Estado. “O cambiamos o nos cambian” al decir de Héctor Alonso y tristemente: nos cambiaron.


En estas páginas nos encontraremos muchos en las figuras de otros, respuestas inusuales al porqué del hoy, reflexiones en torno a la figuración de la política tan necesaria y la vez tristemente tan desvirtuada en nuestros tiempos.

A Héctor Alonso agradezco en estas líneas, esas “vivencias de un largo camino de sueños luchando por la Venezuela que queremos y merecemos”. En él atesoro al amigo fiel de siempre, al grato consejero, al entusiasta de esperanzas, al maestro de juventudes, comprometidos con nuevos y mejores tiempos para éste nuestro país.

Luis A. Viloria Ch.
Estudiante de Derecho – ULA.
@Luis_Viloria

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...