loading...

martes

@LeopoldoLopez y @hcapriles: Juntos Sí, En Contra: Jamás

NO CAIGAN EN LA TRAMPA DE LA MANIPULACIÓN PÚBLICA SOBRE LA ESTABILIDAD DE LA UNIDAD. Quienes hacen introspección, realizan un FODA que ayuda a mejorar.

Ante la cizaña que obviamente están metiendo medios que se dicen opositores o luchadores como la Revista ZETA de Rafael Poleo, entre otras de corte rojo (intentar enlodar es tarea permanente para ellos), sobre sí Leopoldo López viene con la intención de desplazar a Henrique Capriles del liderazgo nacional, se me vienen algunas preguntas y respuestas a la mente, que son las siguientes:

¿Está Leopoldo López en su derecho y posición para aspirar al liderazgo y ser un abanderado presidencial opositor? ¡Pues sí!; ¿lo haría pisoteando lo labrado por Henrique Capriles? ¡Obvio que no!; ¿estará ese cambio ajustado a una buena lid tipo primarias de 2012?, ¡por supuesto que sí!; ¿quién decidirá su rol a futuro?, ¡pues los votantes, sean militantes o no de Voluntad Popular!

A Capriles y López los une un vínculo que está poco ligada por ser un área civil, de lo político partidista y el trabajo social: ¡La amistad y hasta el compadrazgo!; pongo en duda que dos personas con 2 estilos distintos pero con valores similares se acuchillen o se volteen tipo hermanos Escarrá y la bipolaridad del aún sobreviviente, Hermán.

¿Habría alguna diferencia para el conglomerado opositor un Leopoldo Presidente y un Henrique Vice-Presidente?, ¡obvio que no! (aunque nos parezca injusto ya que Capriles ganó el 14 de Abril y la trampa del CNE, el dinero y la decisión de los militares en Fuerte Tiuna (3 a 2 a favor de Maduro), nos ha traído a este barranco.

Leopoldo tiene un guáramo de luchemos y vamos a medirnos de tú a tú que Capriles no posee y Henrique tiene un feeling y acertividad que Leopoldo no explota. Ambos son preparados y conocen de verdad a la política venezolana porque sí se formaron para ello. Tienen el valor del estudio, la instrucción y el empirismo del patear la calle, de ser ciudadanos, de estar con los pies firmes en la tierra.

Leopoldo dice que había que defender los votos del 14A en la calle y tiene razón; Capriles pidió que la gente no saliera y tiene igual de razón. ¿Por qué digo esto último?, porque en la actualidad una persona amiga tuya o hasta familiar te puede denunciar, ofender, herir y hasta matar por pertenecer a una camarilla de gavilleros agresores que salen resteados a la calle a ponerle el rojo sangre a sus franelas del PSUV.

Un baño de sangre no es una protesta; el venezolano no es como los árabes o europeos para protestar, así que no entren en esas consideraciones. Leopoldo pedía acciones de calle pero no las coordinó como debería. Ambos acertaron, aunque se vean fallas. 

El voto ganado el 8 de diciembre subió el ánimo del electorado, se notó en que la gente no andaba apática y pese a la proliferación de protectores nombrados a dedo (sólo para su manutención), la gente entendió el voto. Mi lectura es que quien ganó el 8D, fue el que entendió el valor del voto contra viento, marea o arrechera.

Por ello,  un futuro liderado por Leopoldo (cuando por fin lo liberen de la inhabilitación política que lleva a cuestas), un futuro liderado por Capriles, María Corina, Ocariz, Muchacho, Trejo, Fabiola, etc., sigue siendo de esperanza y evolución.

Quien esté buscando una rencilla entre los 2 compadres, va a salir muy mal parado, más si intenta debilitar a la UNIDAD por sus eslabones sólidos. Los eslabones débiles no hacen mella y más cuando el gobierno solito se está creando el ataúd político y social (no profetizo caída, profetizo que seguirán haciéndolo mal porque todos los allí ligados son malas personas).

Y es el votante pensante, el que nos sacará adelante si no se las tira de atorrante y beligerante.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...