loading...

jueves

Planea la Vejez (de @olgageorgina)

Autora: Olga Georgina (México)
Una de las etapas más vulnerables del ser humano es la vejez, la edad antes de partir, aborrecida y muchas veces más temida que la propia muerte porque frecuentemente se acompaña de enfermedades y de la pérdida de la función de los sentidos. Pero no tiene por qué ser siempre así, uno de los pendientes de la sociedad actual es que no se nos enseña a envejecer y nuestro país enfrenta un gran rezago en la atención física y mental de los adultos mayores.
Es como si aún no nos cayera la realidad de que ahora vivimos más y necesitamos adaptarnos rápidamente para nuestro propio beneficio.
Actualmente en México una de cada 10 personas es mayor de 60 años y se espera que en el año 2050 una de cada cuatro sea adulto mayor.
De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Percepción de Discapacidad en Población Mexicana de 2010, alrededor de 25% de los adultos entre 60 y 84 años tiene una discapacidad, cifra que aumenta hasta 45% después de los 85 años. Los tipos principales de discapacidad son: imposibilidad para caminar o moverse, no ver, no oír, no hablar o comunicarse, la mental y no poder atender el cuidado personal.
Detrás de estas discapacidades se encuentran las enfermedades crónico-degenerativas como diabetes e hipertensión, que entre sus complicaciones comunes causan ceguera, amputaciones, infartos o embolias.
Sin embargo, de acuerdo con la misma encuesta, sólo 10% de la población sabe que el control de las enfermedades crónicas como diabetes o hipertensión previene la discapacidad.
La pérdida de la salud al avanzar la edad tiene que ver con factores genéticos, ambientales y con estilos de vida; los factores genéticos no se pueden cambiar, los ambientales pueden estar fuera de nuestro control,
pero los que sí podemos modificar son nuestros hábitos, muy importantes porque influyen en la prevención o la presentación de enfermedades.
Así, podemos decir que los cuatro hábitos que son el pilar de una vida sana son:
· Alimentación adecuada.
· Actividad física regular.
· Vida libre de adicciones.
· Manejo de estrés.
Los hábitos que más enferman a la población son una alimentación rica en grasas, azúcar y sal, con pocas frutas o verduras; no tener actividad física regular o fumar y beber de manera nociva.
Se puede llegar sanos a la vejez y permanecer activos llevando una vida plena; sin embargo, también es cierto que a mayor edad hay una mayor proporción de enfermedades no transmisibles, por lo que es necesaria la atención adecuada de los males, seguir las recomendaciones y tomar los medicamentos.
Tampoco es suficiente no estar enfermos, la vida debe disfrutarse, y tanto los gobiernos como las sociedades deben crear entornos adecuados, lo que significa reconocer el valor de las personas mayores, eliminar de nuestra mente las falsas creencias que tenemos sobre la vejez, tomar en cuenta más a los y las adultas mayores, hacer para ellos y ellas ambientes más amistosos que tomen en cuenta sus necesidades, por ejemplo cuando tienen limitaciones para ver, subir escaleras o caminar.
Lo que hagamos hoy por nuestros adultos mayores lo hacemos por nuestro propio futuro.
Publicado en el diario (impreso y web) mexicano: El Gráfico - ElGrafico.mx

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...