loading...

sábado

5 Cosas que Arruinan el Cabello

El agua muy caliente, las dietas estrictas, los castigos innecesarios al peinar y los recogidos muy tirantes son enemigos de tu cabello. Te contamos porqué debes evitar estas acciones.

Las duchas muy calientes. El agua muy caliente deshidrata las hebras del cabello (también la piel), las deja sin brillo y fuerza. Aunque no laves el cabello a diario el vapor del agua caliente es suficiente para dañar tu pelo, aumentar su sequedad y alterar la producción de grasa del cuero cabelludo. La solución es moderar la temperatura del agua de la ducha y enguajarte el pelo con el agua más fría que seas capaz de soportar.  


Dietas muy estrictas. Si te sometes a una hambruna, tu cuerpo va a tomar energía de donde la encuentre. Uno de los síntomas de la anorexia, es la pérdida severa de cabello. El pelo necesita proteínas para fortalecerse, si no la tiene en la cantidad adecuada tenderá a quebrarse y su aspecto será mucho más débil y quebradizo.  

Mala manipulación del cabello mojado. El pelo nunca es más débil que cuando está saturado de agua porque la cutícula que lo protege no está en las mejores condiciones de ejercer su función correctamente. Cepillarlo o peinarlo con fuerza, incluso secarlo con la toalla de un modo agresivo pueden acabar debilitando el cabello. 


Llevar el cabello muy tirante. Las coletas muy tirantes pueden suponer una tensión excesiva para los folículos capilares, favoreciendo que éstos se partan y se dañan. Esto puede ocasionar alopecia o impedir el crecimiento normal del cabello.  

Lo expones al sol sin protección. Aunque protejas tu piel del sol, el cabello siempre está más expuesto, con lo que esto supone de pérdida de elasticidad y fortaleza. Una exposición prolongada al sol provoca que se debilite la cutícula del cabello y éste se rompa con más facilidad. El resultado final es un cabello débil que tiende a caerse.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...