loading...

domingo

de @TatianaLemosPsi ¿Cómo se puede reconocer que alguien sufre de Trastorno Bipolar? ¿Qué diferencia a este trastorno de una Depresión?

Autora: Tatiana Lemos, Psicóloga Clínica www.tatianalemos.com.ve @TatianaLemosPsi
En principio es muy importante destacar que el Trastorno Bipolar y el Trastorno Depresivo forman parte de las enfermedades psicopatológicas, por lo cual, deben ser diagnosticados únicamente por un profesional de la Salud Mental, ya sea un Psicólogo Clínico o Médico Psiquiatra, jamás debemos pretender nosotros mismos identificar ningún tipo de trastorno psicopatológico, esto se debe a que son condiciones muy complejas que tienen muchas variantes y que además pudieran coexistir con otros tipos de problemas.
A nivel general, podemos mencionar que ambas patologías son Trastornos del Estado de Ánimo, que vienen asociadas a problemas biológicos en la persona que lo padece. Para explicar un poco mejor esta última característica, debes saber que existen sustancias en el cerebro llamadas Neurotransmisores que controlan en gran parte nuestra conducta, en el caso del Trastorno Bipolar y la Depresión existe una alteración de los niveles de los neurotransmisores llamados Dopaminas y Serotoninas.
Para diferenciar a una persona que sufre de Depresión a otra que padece un Trastorno Bipolar, se debe conocer que en el trastorno bipolar encontramos fases o períodos donde existen variaciones del humor; un período es de alteración y mucha actividad y otro período es de melancolía, inactividad y falta de energía. La depresión no se presenta por fases y el estado de ánimo melancólico tiende a ser mucho más estable.
Una persona que presenta un Trastorno Bipolar en su fase de activación o manía se irrita, es eufórica, aumenta sus actividades tanto físicas como mentales, empieza a pensar más rápido y como consecuencia de esto habla velozmente, incrementa su energía, se distrae con facilidad, lleva a cabo muchas tareas que no concreta, muestra ansiedad, busca problemas con otras personas, altera sus niveles de sueño y no ve necesidad de dormir ni descansar, presenta ideas grandilocuentes, irreales, promiscuidad o exagera su frecuencia sexual, puede llegar a realizar prácticas imprudentes a nivel financiero o amoroso, es agresivo y en casos más graves este trastorno puede coexistir con problemas de adicciones, dependencia de alcohol, psicosis o alucinaciones.
Cuando hablamos de hipomanía debemos entender igual un estado de agitación y activación mental y física, sin embargo, la persona no se descompensa de manera exagerada, son estados de alta productividad y optimismo, donde también se pueden observar problemas emocionales, trastornos de sueño y alteraciones, pero en menor grado que en la manía. Una persona que sufre de trastorno bipolar podrá presentar en su fase de activación cualquiera de las dos formas, manía o hipomanía.
En la fase depresiva o de falta de energía del trastorno bipolar podemos encontrar ideas muy pesimistas, intentos o ideas de suicidio, sentimientos de tristeza, ansiedad, sentimientos de soledad, ira, resentimiento, insomnio o exceso de sueño, inapetencia o apetito exagerado, fatiga excesiva, perdida de interés por actividades que antes disfrutaba, problemas de concentración, apatía, falta de interés por la sexualidad, indiferencia y desmotivación.
Fíjate que las fases dentro del trastorno bipolar pueden variar en intensidad, además las períodos se pueden presentar de forma alterna seguidos o separados por momentos donde el estado de ánimos es normal, existen casos donde ambos estados pueden coexistir (depresión y manía), de allí la importancia de asistir a un especialista, pues no es un trastorno fácil de distinguir, o simplemente podemos pensar que realmente no se trata de un trastorno cuando en realidad sí lo es.
Por otra parte, es importante, que si sospechas que sufres de Trastorno Bipolar o cualquier otra alteración psicológica busques ayuda psicoterapéutica, ya que llevar la vida bajo esta condición sin apoyo te puede ocasionar mucho sufrimiento a ti y a los tuyos, es bueno que sepas que este tipo de problemas se puede controlar y mejorar significativamente a través de medicamentos adecuados y psicoterapia constante, jamás te auto mediques pues dependiendo del tipo de diagnóstico serán adecuado un tipo de sustancia u otra, por ejemplo, es posible que lo recomendado para una persona que sólo sufre de depresión hagan daño a una persona que sufre de bipolaridad, así que es preferible buscar la consulta indicada. Espero que este resumen te haya ayudado a orientarte mejor sobre este tema.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...