domingo

Respeto por los DD.HH (de @GabyBuada)

Autora: Gabriela Buada. Periodista. Docente. Defensora de los DD.HH
Título original: Punto común en el mundo: Respeto por los DD.HH 
En Venezuela el respeto por los derechos humanos de todas y todos está contemplado en la Constitución y debe ser respetado como se respetan todas las leyes que ella expresa.
Nuestro punto en común con el mundo entero, es el rechazo y las sanciones para quienes cometen violaciones de Derechos Humanos. Especialistas del tema aseveran que las violaciones masivas a los derechos humanos ocurren reiteradamente a lo largo de los años.
Pero cómo hacerle frente, cómo luchar contra las autoridades policiales y militares, si gobiernos y hasta civiles irrespetan los derechos de las demás personas en la actualidad.
Los medios empleados para enfrentar las violaciones de derechos humanos son diversos y abarcan desde tribunales internacionales y juicios nacionales hasta purgas extrajudiciales y amnistías generales. Sin embargo, todo pareciera que es mucho más difícil enfrentar las violaciones masivas de derechos humanos que los crímenes comunes, incluso cuando los infractores dejan de tener poder o influencia.
El silencio de las víctimas y familiares de víctimas hacen que el protagonista sea la impunidad, los juicios pagados para ocultar pruebas, los expedientes engavetados y las escasas investigaciones, que algunas veces hasta han castigado con acciones o personas equivocadas.
Y en Venezuela ¿qué está pasando?
Autoridades, policías y militares encargados del orden público han estado involucrados en acciones de violaciones de derechos humanos. Específicamente en las protestas acontecidas desde el pasado 12 de febrero en el país. Imágenes que han recorrido el mundo entero explican por si solas que existe el exceso policial y militar en Venezuela como método para calmar voces inconformes.
Tal es el caso más conocido, lo ocurrido en un sector llamado La Isabelica, en el estado Carabobo, donde una mujer en ejercicio de sus funciones como guardia del pueblo, arremete brutalmente golpeando con un casco la cara de otra mujer que se encontraba en el lugar de una protesta.
Esta y otras agresiones han sido grabadas y registradas durante los últimos días y aunque las protestas se han tornado violentas, no amerita el exceso de fuerza por parte de las autoridades ya que esto, está visto en el mundo, como violaciones de los derechos humanos.
El papel del Estado venezolano
La constitución de la República Bolivariana de Venezuela lo dice expresamente en su artículo 19:
 La responsabilidad por el respeto y garantía de los derechos humanos es exclusiva del Estado, quien los debe garantizar a todas las personas por igual, sin establecer ningún tipo de condiciones para ello. Los derechos humanos son tan importantes que, una vez que han sido consagrados en las leyes, no pueden ser eliminados ni desmejorados posteriormente. Todos los derechos humanos son igualmente importantes o interdependientes. 
Entonces, el Estado debe garantizar que no se irrespeten los derechos de ninguna venezolana o venezolano y menos que las autoridades al servicio del pueblo violenten de forma física o psicológica a las personas que protesten o que presuntamente estén cometiendo algún delito.
Resultados pacíficos
Cuando hablamos de poner orden, bien sea en protestas y en situaciones donde amerite la intervención de los cuerpos de orden público debemos recordar que la violencia en las acciones militares o policiales es una violación de los derechos humanos y que esas acciones deben tener consecuencias penales y jurídicas al ser comprobadas.
El control de disturbios constituye una responsabilidad de la policía en todos los países.
Los disturbios y acciones de protestas ocurren a menudo en las partes más concurridas y activas de una ciudad. Motivos políticos y socioeconómicos son los más frecuentes de un disturbio. Un disturbio puede compararse a un incendio; que si no se domina inmediatamente, se extenderá rápidamente, causando daños materiales, heridas y hasta la muerte de seres humanos.
Planes previos para evitar protestas violentas:
 El mejor plan para una emergencia es el que se ha preparado antes. La fuerza policial sin preparación, que tenga que enfrentarse repentinamente con una protesta, puede encontrar que el derramamiento de sangre y los daños a la propiedad sean las primeras consecuencias de su intervención. Otro peligro consiste en que la policía actúe con medidas extremas de represión, debido a la falta de instrucción y organización en el control de estos hechos.
Policías y militares frente a protestas violentas deben:
           Sin demora deben notificar a su superior inmediato o jefe y esperar órdenes.
  1. Solicitar ayuda y esperar por alguien para que lo asista si es que se halla solo.
  2. No deberá intentar una actitud de por sí. Permanecerá suficientemente alejado del lugar de la escena para eliminar la posibilidad de ser envuelto, pero no tan lejos que sea incapaz de observar y mantener la información a sus superiores.
  3. Cuando sea claramente obvio que dos o tres funcionarias o funcionarios pueden manejar el disturbio, deberán informar de esto y cuando la ayuda llegue, tomarán la acción apropiada. 
 No dejar que la violencia envuelva a los actores principales
La mejor garantía, para no permitir individualmente discusiones inútiles o peleas personales con elementos de las masas, consiste en el desarrollo y autocontrol de  personalidad entre las y los policías para el manejo de quienes protestan. La ventaja más grande de los que resguardan y garantizan seguridad en las protestas es el trabajo coordinado, decidido y disciplinado; instrucción y planeamiento adecuados.
El uso de la fuerza excesiva acarrea desastre y derramamiento de sangre. La Policía debe estar instruida para estar alerta contra crímenes que se puedan cometer aprovechando la confusión de una protesta o un disturbio, tales como asesinatos, violaciones, mutilaciones, hurtos y robos, secuestros, destrucción de la propiedad y saqueos.
Todo personal policial o militar debe ser informado detalladamente de la naturaleza del disturbio o de una protesta. Sus causas, orígenes o identidad de sus dirigentes, tipo de violencia que se empleará, derechos y limitaciones de la Policía y derechos de los ciudadanos.
Periodismo 360° 
Foto: Reuters 

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...