loading...

lunes

Robin Williams, la salud, el humor y su adiós...

Basta que ocurra un accidente, se nos presente una enfermedad, alguna persona cercana se nos va al cielo o una personalidad fallezca o se accidente, para que comencemos a valorar y reformular nuestras vidas.

Sí sabemos nuestras fallas, ¿qué esperamos?, ¿un cornetazo de inicio?; creo que dicho cornetazo de inicio fue el llanto que lanzamos cuando nos dieron la nalgada al nacer.

Pasar la vida haciendo, algo que nos haga sentir útil y, porqué no decirlo, rentable; la herencia material por debajo de la herencia espiritual. Que en vida nos digan "no importa lo que estés haciendo, lo que importa es que sea legal y estés feliz", como dijo mi admirada ex-jefa, la Dra. Norelys Pozzo.

Hoy, 11/08/2014, el mundo llora a Robin Williams, quien -a este momento- se le dictamina suicido por depresión. Una vida de humor para sostener a la psiquis. No es que el humor falló, es que la mente es un laberinto extraño e incontenible.

Jamás he tolerado el atentar contra su vida. Pero en este caso y no por ser famoso (conozco el estado depresivo), es una corriente viable en su estado, donde el paciente no atenta, sólo hace lo que siente como el sosiego a los ecos estremecedores de su mente.

Dios, le pido no sólo por él, sino por todas las almas, corazones y mentes plenas de ansiedad, stress, miedos, dudas, tribulaciones que día a día buscan el escape del suicidio o pagar en otros sus delirios, deficiencias y lamentables males de la mente. La competitividad del mundo y el status quo, pasan factura. Incluyendo a los que son indiferentes y se entristecen por no existir esa sencillez, silencio o colores opacos conque son felices. Hay de todo en esta viña del Señor.

Robin Williams, la canción "Payaso" que interpretó el mexicano Javier Solís me hace entender lo que hiciste: "en cofre de vulgar hipocresía, ante la gente oculto mi derrota, payaso con careta de alegría, y por dentro, el alma rota".

Hace falta el apoyo familiar, de amistades, profesionales y entorno inmediato para quien pasa un mal momento. Sentirse solo es normal, estarlo no. Y sé bien de lo que hablo.


El humor es una muleta que nos enseña a caminar en su senda, pero no nos exime de tropezar; es nuestra voluntad la que nos levanta o nos deja allí.

Tantas aristas en esta dolorosa muerte, porque toda muerte de gente buena duele y más cuando contagió el bien, ya que Williams ayudaba a los necesitados y marcó una línea de distancia contra el divismo. Pero es tanto lo que se dirá que lo mejor es decir lo siguiente, a mi manera de ver:

EN PAZ DESCANSES ROBIN WILLIAMS, PAZ A TU ALMA, APLAUSOS A TU CARRERA. Y QUE DIOS DE SOSIEGO A QUIENES EN VIDA SE SIENTEN COMO ÉL PARA QUE NO SIGAN SU DECISIÓN FINAL.

Y que quede como lección para todos, el rumbo de cuidado de cuerpo, mente y alma propia y ajena, es ya, no esperar a los momentos duros para comenzar.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...