loading...

domingo

Músculos y huesos sanos y fuertes (de @olgageorgina)

Autora: Dra. Olga Georgina - México
Con todos los adelantos de la medicina y en especial de la salud pública, muchos de nosotros podemos llegar a tener una larga vida, es por ello, que uno de los propósitos más importantes a tener en mente es el mantener la independencia funcional hasta el final de nuestros días. Lo que más asusta no es llegar a la vejez, sino depender de otros, para evitarlo debemos invertir en nuestro cuerpo para prevenir o retrasar en lo posible la fragilidad.
Tanto en hombres como en mujeres, los cambios hormonales propios de la edad, la inactividad física y la mala alimentación hacen que después de los 40 años se pierda hasta el 1% anual de la masa que forma los huesos. Así, a medida que aumenta la edad, los huesos son más débiles y porosos, lo que acrecienta el riesgo de una fractura aún con las caídas leves.
En México, se estima que ocurren por lo menos 100 fracturas de cadera al día en mayores de 50 años, asociadas a la osteoporosis. Lo peor: 6 de cada 10 personas que se rompen la cadera no recuperan su nivel de independencia anterior a la fractura. Lo bueno: por lo menos una de cuatro fracturas puede evitarse si se toman las siguientes medidas, desde la infancia y a través de toda la vida adulta:
  • Tener una alimentación adecuada, suficiente en calcio, vitamina D y vitamina K. Estos nutrimentos se encuentran en la leche y sus derivados como el queso o yogurt, en las leches de soya, arroz y almendra fortificadas o en tortillas de maíz, frijoles, garbanzos, lentejas, almendras, espinacas, acelgas, brócoli, repollo, sardinas o charales.
  • La actividad física fortalece los huesos, caminar, correr, subir escaleras, andar en bicicleta o bailar, el yoga o el tai chi, por mencionar las más comunes. El tai chi, se recomienda a los adultos mayores porque además mejora el equilibrio.
  • Las pesas y el trabajo que desarrollan los músculos son de especial importancia. Músculos fuertes favorecen huesos fuertes, ya que los fuerzan a reabsorber más calcio y disminuir su desgaste. El entrenamiento muscular beneficia caderas, vertebras, muñecas y costillas, que son los huesos más fáciles de fracturar. Por eso, si tienes la oportunidad de hacer pesas (peso libre o con aparatos) no la dejes pasar, tampoco el cargar las bolsas del súper aunque sea unos metros.
¿Qué afecta a nuestros músculos y huesos?Sistema_muscular
Una dieta no balanceada, sobre todo si es baja en calcio, vitaminas D y K o proteínas. Los alimentos super procesados (chatarra) que causan obesidad, son pobres en proteínas, vitaminas y minerales esenciales, por lo que se deben evitar.
El fumar, beber refrescos de cola o más de cuatro tazas de café al día alteran el metabolismo del hueso y aceleran su destrucción. Consumir alcohol en exceso daña tanto al músculo como al hueso y además favorece caídas y accidentes.
Para terminar, todos hemos escuchado la frase “órgano que no se usa se atrofia y tiende a desaparecer”. Con la falta de actividad física se debilitan todos los huesos y músculos incluyendo el corazón, a menor actividad más cansancio y se vuelve un ciclo que es necesario romper. Invierte tiempo en tu salud y muévete más, tu cuerpo responderá y cada vez será más fácil, el premio: una vida más sana y con mayor independencia hasta final de nuestros días.
Cuida tu salud
Fuente: hygia.com.mx

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...