loading...

lunes

Venezuela NO es un pueblo fantasma, ni es Cuba

Hoy me asustó el que una persona de Ecuador me dijera que lo que llega al mundo de Venezuela, es hambre, destrucción, guerra, muerte. Eso no es así, aunque tengamos miles de problemas.

No tengo idea de qué les estén mostrando en sus países de nosotros, no sé sí es tan fidedigno o un plan del oficialismo venezolano para mostrar lo malo y achacarlo a la oposición, para desmentirlo o quedar como reyes; no sé si son terceros queriendo combustión en el mundo el cual luego no se mueve o es el amarillismo de todas partes que malpone a Venezuela.

Voy a explicar esto como ciudadano común, veánlo y luego comprueben lo que acá digo:
Hay inseguridad. Pero hay prevención de las personas. Los metemiedo hay, pero también quienes te indican con bondad cómo moverte.

No somos un pueblo fantasma. Hay inversión privada (en su mayoría franquicias), que creen en el país y que dan empleo. Sus ventas no son como quisieran y merecen PORQUE EL VENEZOLANO LIMITA LOS GUSTOS, PARA CUBRIR SUS GASTOS.

El sueldo es insuficiente, pero cada persona, según su sentido común, moral, deberes, se mueve para cubrir gastos, gustos y luchar para que algo les quede. Muy difícil en esta economía mal administrada por el oficialismo (ml llamado gobierno), pero las personas buenas son más, aunque los malos tienen poder y molestan.

Cada venezolano está decidido en superarse. hay los que quieren hacerlo pisando, pero son una minoría en comparación a quienes lo quieren hacer legalmente con moral. Al venezolano se le conoce por los buenos, los malos, son de todas partes y de ellas son excecrados.

A  nosotros nos gusta darnos gustos, lo reconozco. Pero cada vez son menos y la nostalgia nos insta a quejarnos y luchar, ¿por qué?, ¡porque lo merecemos, tenemos un país estratégicamente beneficioso, bello, capaz de producir, pero está mal administrado y es amparado por vagos, flojos, hostiles y equivocados.

Sí, hay separación entre familias y amigos, pero la mala admninistración de maduro ha hecho que esas brechas sean menores y el coincidir sea cambiar para mejorar. Lo que buscamos es canalizar para que los que administren los cambios sean personas idóneas en la preparación y moral. Y eso molesta al oficialismo porque su mayoría prefiere el buen vivir y con palabras herir.

Venezuela tiene parajes hermosos, lugares elegantes, gente pujante, cortesía, somos dicharacheros y nos gusta tener la mente fresca para luchar. Los que no son así, es que se dejaron maniatar por el mal y no quieren superarlo tal cual como deberían: haciendo las cosas bien y no dejándose amilanar por los injuriadores con dizque poder oficialista.

Me dijeron que el mundo nos entiende como una segunda Cuba. Eso llega porque hay escasez de los más básico, racionamiento y eso jamás debió ser y empeora por culpa de nicolás maduro y su séquito, quienes con burlas y pretextos desvirtúan lo que merecermos: poder comprar a gusto y hacer controlado gasto.

Nuestras comparaciones pasado - presente nos hacen dolernos más el país, por lo que dejó de ser y lo que dejó de estar. Las luchas y protestas son en focos bien determinados y con razón, porque se miente diciendo que tenemos patria, cuando lo que tenemos es un cascarón que se nos vacía.

Y reitero, nos gusta darnos gustos, por eso hay tantas cosas que se mantienen igual: tascas, discotecas, lugares de comida rápida, centros comerciales, parajes artesanales, arte exótico. Eso está caro, las personas no viven cada día allí, pero aprovechan (aprovechamos) las redes para registrarlo así como atesoramos sabores ante lo caro y escaso de platillos como el Sushi o una Hallaca, ya que con tanta escasez, serán menos las oportunidades de probarles.

Darse gusto, luego de trabajar y aportar en el hogar, es meritorio. Venezuela no es un pueblo fantasma, hostil y desierto, es un lugar pujante mal dirigido.

Y si quiere venir, infórmese, verá que tendrá mucho bueno qué visitar y modos de que le sea placentero, con prevención, seguridad y método. Acá hay un bello país, no se niegue el gusto de venir...a los malos se los amarramos o se los delatamos para que no les molesten.

Yo quiero a mi país, por eso aporto para que sea lo bonito que debió ser y el socialismo no le dejó.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...