loading...

domingo

Mis ideas para la nueva Asamblea Nacional de Venezuela

No soy partidista, soy político porque sé el significado de la palabra política. Y como deber ciudadano, me toca aportar ideas en este momento álgido que vive Venezuela. Sí no son originales, realmente no es tema a tratar, sino para hacer. Por dejar detalles es que se escapan las oportunidades.

Sólo soy un ciudadano, y como ciudadano que va de a pie y quiere más estabilidad social, solvencia, paz, que haya menos tristezas y rabias, que se consiga lo necesario y que los gustos duelan menos, pues de allí parte mi necesidad de expresarme, no de andar de rebelde o de omitir. Educación con valentía.

Hasta el día de hoy, domingo 26 de julio de 2015, la oposición posee ventaja estadística y mucho mejor a eso, un clima caótico que no es para oportunismo, sino para concertar. Las molestias tanto de chavistas con o contra maduro, más la oposición no renegada (aquella que quiere sangre en vez de votos, pero la sangre de otros) y los que se quieren mantener al margen y aún así, padecen. Esa sumatoria está a favor de cambiar.

Comienzo con algunas ideas:
1) No populismo, sino lo popular: Expresar el cómo se hace para que no molesten al sector privado y que éste cumpla con su compromiso social. Mostrar a cuántos puede beneficiar.

2) Enaltecer el estudio y los buenos valores: Para promover la paz, se necesita recordar nuestra venezolanidad y además, la importancia de los buenos modales. El buen oyente y el buen hablante. Nada aleja más a los anti-oposición que sentir que no los oyen o que les ofenden. Tenemos más similitudes que diferencias, la buena educación es el clima para conocerlas.

3) El plan de los 100 días: Para todo Presidente, gobernador, alcalde, los primeros 100 días son los más supervisados. Pues esos 100 días deberían ser todo su período. Más para hacerlo factible, hacer un listado de lo más sencillo y exponer a full las ventajas por y para todos. Que cada venezolano haga un chequeo y se fije quién hizo y quién no. Distribuir las culpas y los éxitos con respeto y aupar para corregir fallas, no para castigos y burlas.

4) Los diputados y diputadas deberían tener sesiones ordinarias lunes y martes: Actualmente lo hacen martes y/o jueves y eso limita su contacto en sus circuitos, actividades de orientación y hasta vida personal, que aunque ya saben que bajará, nadie es tan inhumano para cortárselas. Haciendo las sesiones lunes y martes podrán estar en sus Estados de miércoles a sábado trabajando, recopilando y exponiendo. Eso ayuda también en partidas de transporte y para recabar información.

5) Ya los de Asamblea Nacional Televisión están rumorando que sí hay mayoría opositora, el canal cambiará de razón y nombre a algo que sólo ataña a los diputados del oficialismo. De ser así, deberían exigirse espacios semanales en las televisoras privadas para exhibir las sesiones (recopilaciones). También las transcripciones de discursos, algo que se debe promover, menos improvisación, más lectura al punto.

6) En la regla interior de debates, los que se oponen o no se apegan al tema, deberían exponer primero. Luego quienes sí tienen propuestas y soluciones. Que de cada sesión sea el positivismo el que cierre, para generar mejor clima.

7) Que los asambleístas todos puedan hacer parlamentarismo de calle en todos los Estados, uno por mes. En los Consejos Legislativos o espacios abiertos. Sé que la seguridad es algo problemática, pero llevando soluciones, se acallan hostilidades.

8) Atender de micro a macro: Ayudar al emprendimiento, la maternidad, reparaciones menores, la cultura y el deporte. Que sean actividades permanentes, con menos arenga política y con más entusiasmo social. Enseñar a pescar más que dar pescados.

9) No exagerar: La exageración en odas, cánticos y demás es lo que más incomoda en la actual AN. Por muy buena que sea la intervención de un parlamentario, debe existir la mesura, la sonrisa franca, el aplauso con formalidad. La aprobación está en los logros, no en la alabanza por hacer de su discurso una batalla ganada para un bando.

10) Desengavetar proyectos y olvidarse de los partidos por un rato: No podemos tolerar que el nombre del partido o sus acciones se hagan una competencia en la Unidad. No se puede dar comidilla a los medios amarillistas ni al oficialismo que lo ampara. La ropa sucia se lava en casa. Respetar los acuerdos es el modo. Cuidado hasta en la declaración personal. Es más, evitar el circo de declaraciones, hacerla para cuando haya propuestas, cuando estén al 50% y el resultado final.
Y que tantos proyectos que se dejan pasar por darle prioridad a cosas sin relevancia o favorables al régimen, se concluyan.

11) Beneficiar municipios: Los municipios son lo más cercano y con organización apegada a la ley de administración pública que beneficia al conglomerado. Hay que reforzarlos con equipos, presupuesto y repasar logros mensualmente, además de aupar las originalidades o particularidades para que se hagan en otros municipios. Hay que fortalecer ésto porque se teme que quieran desde el oficialismo fortalecer a los Concejos Comunales y la gran mayoría de ellos atiende con preferencia o por impericia, gasta sus recursos sin llegar a ningún lado. Una línea de equidad entre Concejos y Alcaldías es que ambas se informen de lo que necesitan y tienen y se creen cronogramas de atención y compromiso de cuidado de áreas, siempre pensando en el conglomerado y no para beneficio de ciertos sectores sociales.

12) Micrófonos con pedestal pequeño: Para que no existan ademánes ni arengas, debe promoverse la exposición sentado. Que cada parlamentario pueda exponer con serenidad sus palabras. Eso también es ejemplo para los niños. No dar micrófono individual. El micrófono con paral para estar de pie también ayuda a minimizar la gesticulación, siempre y cuando el orador esté leyendo. 

13) Parlamentarismo viene de hablar: Pero no gastarse respondiendo, no gastar el tiempo en nimiedades. De tener que hacerlo, preferir lo escrito o luego de la exposición de sus deberes como diputado/a. Que siempre lo preponderante sea la solución y mejoramiento, nunca las individualidades.

14) Cada diputado/a debería enviar a las webs o en sus propios blogs, las ideas. Recopilar e interactuar por la 2.0, no tanto como en la 1.0. Tráfico web y de redes, resumidas en impresiones para quienes no acostumbran a los mismos. Que todo lo que se diga y haga, se sepa.

15) Recordar que la AN la ven los infantes y adolescentes. Las buenas costumbres, sin perder la hidalguía y valentía, deben prevalecer.

16) Que las propuestas sean con nombres: Decir por cada circuito los lugares y sectores sociales que sus ideas pueden beneficiar y en qué plazo. Y quienes están en la comisión y cuáles han sido sus ideas. Que siempre las personas se fijen que las ideas, gerencia, aportes, legislación e interpelación es de la AN de Unidad y no ideas del oficialismo en Miraflores, que se pueden robar las ideas y aplicación para sí y eso es mala inversión.

17) Invitar a expositores de ideas sociales independientes, de partidos no alineados, defensores de barrios, ONG, proyectistas a exponer ideas más que problemas, que ayuden a sectores amplios. Emprendedores ejemplares con ideas sencillas que desde allí, sean luego impulsadas por los medios. O sea, la AN sea el empujón para nuevas generaciones de relevo en política, empresariado, artes, humanismo, deportes, recreación y comunicación. 

¿Ideas originales?, lo dudo. ¿malas?, eso está de ustedes decirlo. ¿mejorables?, por supuesto, es más, los invito a aumentarlas, nuestro trabajo como sociedad civil lo amerita. Debemos hacer todo lo democrático para que ya todo deje de estar caro, improductivo, hostil, showsero, burlista, inseguro, insalubre. Todo lo que no se merecía Venezuela.

Y como 18 y 19) Que las interpelaciones y sanciones sean respaldadas con argumentos claros. No hay justicia en la venganza. Que las leyes se cumplan aunque duelan y que se mejoren cuando fueron vapuleadas por el oprobio.
Y propongo se instaure la necesidad de la instrucción, crecimiento político gerencial, currículo, para cargos de administración pública. Eso aupará mejoras en casas de estudio y mejoras en los funcionarios. Más un instar permanente por los valores morales, que tanto están haciendo falta.

Sí se me permite un número 20, pues les sugiero ésto: Dios y Venezuela primero, no practicar lo que se critica, normas del buen oyente y el buen hablante, fusionar ideas para mejores resultados.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...