sábado

Los 5 de #Periodistech (23-01-2016)

Gracias por el apoyo que han tenido para con "Los 5 de #Periodistech", mismo que ha calado en las redes sociales de Venezuela e Iberoamérica. reinaldogarnica@hotmail.com o @Humoristech para sus denuncias, sugerencias, contribución y/o publicidad. Empezamos.

Homosexualidad y leyes. Un joven vecino trabajaba para uno de los tribunales venezolanos, se dejó corromper por otros funcionarios corruptos y lo atraparon, siendo el chivo expiatorio ya que los demás fueron exonerados y él fue enviado a prisión. Su familia solicitó a la jueza que lo enviara a un penal de mínima seguridad debido a que por su "condición" de homosexual, seguramente sería presa más fácil en la cárcel; la respuesta de la jueza fue, "las leyes son iguales para todos, no importa su condición; sí él fue encontrado culpable, debe pagar su condena por igual. Lo hizo en total conciencia de sus actos y por ende, entiende que ésta es una consecuencia.
El joven fue liberado hace poco por haber contraído VIH en prisión y murió, por la escasez de fármacos y porque él decidió echarse a morir.
Un caso cruel, pero aquí debemos hacer énfasis, "todos somos iguales ante la ley, para que nos ayude o para que nos sea aplicada".  Escudarse en su género o algunos en su condición, (personas discapacitadas que sirven de mulas), es un error de querer ser considerados o que los traten con piedad y se entienda que la vida los puso en ese camino.
No se debe culpar al destino por las malas decisiones; sí dañas, eres culpable, sí te dañas, sabes que en un efecto dominó, dañarás a otros.
Y para variar el tema, dejo esta interrogante, ¿cómo es que sólo se condena a un chivo expiatorio?, hay que indagar, en corruptelas hay una línea de los que lo hacen intencionalmente y los manipulados.

Seguros. Hasta que la Superintendencia de Seguros no reciba las acreditaciones y potencial económico de las aseguradoras, no podrá decir el aumento de las primas y del pago de dichas pólizas. Mientras, no están ofreciendo seguros o de hacerlo, advierten que apenas aumente, deben pasar a cancelar la diferencia. Las pólizas personales ya no tienen financiamiento. Las aseguradoras que derivan de bancos sí dan financiamiento pero el precio de afiliación es altísimo, hasta el triple que el de una firma privada de ramo único asegurador.
En el área automotriz, las personas están optando sólo por pagar la Póliza de Responsabilidad Civil y un servicio privado de GPS que es más económico.

Transporte de Valores. Las fallas en repuestos obligan a desincorporar o paralizar vehículos blindados. Eso se traduce en tardanza para llevar efectivo a los bancos, lo que genera colas, molestias y rumores malsanos. De ésto no hablan públicamente los dueños de dichas empresas por temor a perder concesiones. Irónico que informar la verdad sea causal de ruptura comercial, a eso nos han llevado en Venezuela.

Plaza Bicentenaria de Maracay. Un espacio sencillo, recuperado por PDVSA La Estancia, Gobernación de Aragua y Alcaldía del Municipio Girardot. Muy agradecidos estamos, pero saben que es su deber, así que no se jacten. Más se le consiguió una problemática falla: Las fuentes danzantes. El agua se sale del área, se forman charcos, el personal no ha terminado de limpiar cuando ya están los pozos de agua. El piso está totalmente sucio. 
La falla es del arquitecto de las fuentes, ¿lo reconocerán o culparán a los niños que se bañan porque el gobernador lo autorizó?

Mercado Libre de Maracay. Un mercado municipal sin control. Dentro, los vendedores son vulgares bachaqueros. Hoy, por necesidad compré un arroz en Bs. 350, el mismo que está subsidiado en menos de 50 bolívares. Las fiscalizaciones son entonces mentiras y cuando caen los fulanos operativos del Sundde, depositan en locales supuestamente clausurados. Una mafia de mercado que nadie puede controlar. Muy distinto al Mercado Principal, donde los comerciantes se rigen por códigos de responsabilidad y urbanidad muy estrictos, pero sí son acribillados por los operativos de precios justos, quitándoles todos y amenazándoles con prisión por vender al precio justo en base al costo de lo que los distribuidores les traen.

La Ñapa: "El pueblo se encontró por primera vez con suficiente dinero para cubrir sus necesidades básicas y comprar algunas cosas que siempre deseó, pero no podía hacerlo, porque los almacenes estaban casi vacíos.
Había comenzado el desabastecimiento, que llegó a ser una pesadilla colectiva. Las mujeres se levantaban al amanecer para pararse en las interminables colas donde podían adquirir un escuálido pollo, media docena de pañales o papel higiénico.
El betún para lustrar zapatos, las agujas y el café pasaron a ser artículos de lujo que se regalaban envueltos en papel de fantasía para los cumpleaños. Se produjo la angustia de la escasez, el país estaba sacudido por oleadas de rumores contradictorios que alertaban a la población sobre los productos que iban a faltar y la gente compraba lo que hubiera, sin medida, para prevenir el futuro.
Se paraban en las colas sin saber lo que se estaba vendiendo, sólo para no dejar pasar la oportunidad de comprar algo, aunque no lo necesitaran. Surgieron profesionales de las colas, que por una suma razonable guardaban el puesto a otros, los vendedores de golosinas que aprovechaban el tumulto para colocar sus chucherías y los que alquilaban mantas para las largas colas nocturnas.
Se desató el mercado negro. La policía trató de impedirlo, pero era como una peste que se metía por todos lados y por mucho que revisaran los carros y detuvieran a los que portaban bultos sospechosos no lo podían evitar. Hasta los niños traficaban en los patios de las escuelas.
En la premura por acaparar productos, se producían confusiones y los que nunca habían fumado terminaban pagando cualquier precio por una cajetilla de cigarros, y los que no tenían niños se peleaban por un tarro de alimento de lactantes "...
Isabel Allende. " La casa de los espíritus ". Chile. 1982

Hasta a próxima edición. Gracias por compartir estos post.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...