loading...

miércoles

3 cosas que debes saber cuando estás comenzando un negocio (de @ppenzini)

El emprendimiento es la prueba definitiva del crecimiento profesional. Cuando tienes éxito aprendes. Cuando falla aprendes mucho más. 

Autor: Pedro Penzini (Penzini Analítica)

Sin embargo, es el miedo al fracaso, que obliga a las personas a rendirse ante sus sueños antes de tener el chance de haberlo empezado. Dado que alguno estudios han revelados que la tasa de fracaso al comenzar un negocio es del 92%, la idea de comenzar uno es aterrador-¿por qué renunciar a la estabilidad de tener una trayectoria profesional en busca de un cierto camino?
Lo que muchos fundadores no se dan cuenta, es que el camino hacia el éxito empresarial a menudo es muy tormentoso. Algunas de las empresas más exitosas de hoy tomaron años en hacerse grande . Redfin, un popular sitio web de bienes raíces, sobrevivió a una de las mayores crisis económicas de la historia de Estados Unidos. El Zendesk, que ahora es público, fue la segunda empresa de Mikkel Svane-su primera falló.
Con un promedio de 7 años para lograr salir adelante con un negocio, el viaje emprendedor se extiende por un largo recorrido. No hay manera de predecir el futuro, pero es posible aprender de experiencias ajenas. Aquí hay tres aprendizajes probados en batalla de fundadores en su fase inicial para que los tomen en cuenta.

1) La Experiencia es un Activo

Las principales empresas del mundo, son las que abordan puntos específicos de dolor, problemas o necesidades. Es por es que es importante para los fundadores de nuevos negocios que tengan una comprensión íntima del campo que están abordando.
Estos conocimientos pueden venir de experiencias laborales previas o por medio de una extensa investigación cualitativa con los posibles compradores. Independientemente de cuál sea la fuente, esa experiencia es una misión crítica.
“Mi experiencia previa en nuestros inicios, fue un proveedor de correo electrónico, donde la única experiencia real que tuvieron los fundadores, era que nosotros mismos éramos los consumidores” escribió Gary Benitt, fundador y COO en Desk.com para FastCompany.
“Es mucho más difícil sacar una compañía de abajo cuando no se tiene un problema concreto que resolverle a un usuario específico-o la experiencia y el conocimiento necesario para comenzar a ejecutar.”
Benitt y su equipo lanzaron Desk.com con un fuerte entendimiento en el campo de atención al cliente. Conociendo el problema que debían resolver, Bennit y su equipo podían entrar de prisa y comenzar el negocio. “Ese enfoque fue instrumental en ayudarnos a poner en marcha nuestro desarrollo de producto y en los esfuerzos para meterlo en el mercado”

2) Las cosas se van a poner turbias

Incluso el emprendedor más inteligente, el más experimentado y el más talentoso, pueden conseguir obstáculos. En el momento, estas situaciones pueden sentirse estresantes y abrumadoras. Lo mejor que puedes hacer para prepararte, es saber que esa nubosidad es parte del proceso.
“Hay diseños que están muy cerca, pero aún no le llegan” explica el fundador de Basecamp Jason Fried, para el blog 37Signals.
“Existen conflictos evidentes que tendrán que ser resueltos. Hay cosas persistentes que te desconciertan, te confunden o te molestan, pero usted sabe que con el tiempo se van a resolver por sí mismas. Eventualmente, usted conseguirá la manera correcta de hacer algo por lo que ha estado luchando”
Los retos difíciles no van a desaparecer. Pero los emprendedores inteligentes podrán tomar medidas para superarlos. Las cosas se pondrán nubladas, y tomará algún tiempo para resolver los desafíos. La paciencia, la perseverancia y el optimismo son la clave.

3) La Visión impulsa al progreso

Es un reto para los fundadores ver más allá de sus siguientes pasos. Entre las caídas de flujo de efectivo, las metas de captación de clientes, y las demandas de crecimiento, el futuro puede sentirse como un sueño lejano. Sin embargo, con el tiempo las decisiones pequeñas se suman a grandes resultados.
Es por eso que Maren Kate Donovan, fuandadora de Zirtual alienta a los próximos fundadores a mantener sus grandes sueños cerca de sus actividades diarias. En su blog, ella cuenta como se sentía tonta al diciendo a la gente que quería construir una empresa de 100 millones de dólares. Pero mirando hacia atrás, está contenta de haberlo hecho, y aquí el porque:
“Me obligó a pensar en términos de escala, ya que si quería llegar a ese número, tenia que hacer las cosas diferentes desde el comienzo en vez de construir un negocio de siete personas que hiciera un millón de ingresos al año.”
Donovan recuerda que su primer año en el negocio se sintió muy difuso. Por eso es que su gran visión fue importante desde el día uno.
“Ya no me importaba el hacer enormes márgenes de ganancia, en cambio yo quería prestar un servicio increíble y dar trabajo a gente increíble” dice Donovan. Pensamientos Finales Con la iniciativa empresarial viene una completa falta de estructura, pero los fundadores no la necesitan para crear sus propias experiencias. Es importante aprender de experiencias ajenas, dar pasos pequeños y aceptar que la incertidumbre es parte del proceso. Lo más importante, los emprendedores deben recordar divertirse. El fuuro siempre puede cambiar los caminos. El estrés puede agarrarno desprevenidos, pero no podemos permitir que se lleve los mejor de nosotros.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...