sábado

Datos sobre el DIU (Dispositivo Intrauterino)

Entre tanto método anticonceptivo en el mercado, es entendible que no sepas exactamente cuál elegir. Y en el caso del Dispositivo Intrauterino (DIU), es posible que tengas tus dudas, después de todo no es tan sencillo como tomar una pastilla o ponerse un condón, requiere más cuidados y una cita con el médico que podría intimidarte.
Es seguro: Dado que el DIU es interno, existe cierto estigma rodeando su nivel de seguridad. Anteriormente, fue asociado con complicaciones de fertilidad e infecciones pélvicas, pero eso fue hace décadas, hoy en día la OMS ha relajado esas restricciones porque el dispositivo se ha mejorado; ya no afecta la fertilidad de las mujeres y se puede hacer un seguimiento.

Hay más que uno: Existe el DIU de cobre, libre de hormonas que previene embarazos por 10 años. Está el Mirena que libera pequeñas dosis de progesterona y dura por 5 años y otro que se llama Skyla, también hormonal, que es más pequeño y dura por 3 años. Hay varias opciones y cada una puede ajustarse a tus necesidades.
La inserción sí duele un poquito: Aunque es rápida, técnicamente sigue siendo un procedimiento quirúrgico menor. El doctor usa un espéculo para encontrar el útero, lo dilata y luego inserta el DIU por el canal cervical. Hay mujeres que sufren cólicos durante la inserción, pero la mayoría sólo siente algo de incomodidad. Usualmente se brinda un ibuprofeno para evitar el dolor y, en raras ocasiones, hasta puede aplicarse un poco de anestesia (como en un dentista).
Cualquiera puede ponérselo: Si ya eres mamá y quieres cuidarte, puedes ponerte un DIU. Lo mismo si eres joven y no estás lista para tener hijos, pero tal vez en unos años cambies de opinión. No hay ninguna restricción basada en edad, aunque el procedimiento es mucho más sencillo en mujeres que ya tienen hijos porque su canal cervical se ha ampliado durante el parto.
Son reversibles: El DIU es sólo efectivo cuando está dentro del cuerpo.¿Has visto cómo se ve físicamente? Tiene la forma de una T flexible, el cual se ajusta a la forma del útero perfectamente. Cuando es necesario, esas alas pueden colapsar para ser removidas. Una vez que el dispositivo esté fuera, el ciclo hormonal regular empieza a funcionar nuevamente. Si tu DIU no es hormonal, regresas a la normalidad en un mes; si es hormonal, podría tardar hasta 3 meses.
Tu pareja no lo sentirá: El fondo del DIU está hecho con hilos que se estiran por el útero dentro de la vagina, haciéndolo fácil de remover cuando gustes. Cuando esos hilos alcanzan la temperatura corporal, se vuelven suaves y se enrollan alrededor del útero, y tu pareja no debería poder sentirlo. Si puede hacerlo, tu ginecólogo podría cortarlo, ¡también hay opciones!
Podría cambiar tu ciclo menstrual: Para chicas con calambres, las opciones hormonales podrían mejorar la experiencia menstrual. Las pequeñas dosis de hormonas pueden hacer que el ciclo menstrual sea más corto y con menos dolor. De hecho, hasta podría detener el ciclo menstrual totalmente (lo cual no es recomendable). En cambio, el DIU no hormonal podría inducir mayor sangrado y dolor, pero si a ti te alteran los otros métodos anticonceptivos, tal vez sea una buena opción.
Son increíblemente efectivos: Tiene un 99% de efectividad, dura mínimo 3 años y, en comparación con la pastillas, no tienes que poner recordatorios, simplemente está ahí.
Por Andrea Bouchot

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...