jueves

Efectos Secundarios y Contraindicaciones de los Antihipertensivos

Los Antihipertensivos reducen la tensión arterial cuando ésta supone riesgos para la salud, como infarto cerebral (muerte de tejido neuronal por falta de suministro de sangre, lo que ocurre porque un vaso sanguíneo se rompe por la presión sanguínea). Logran su objetivo fundamentalmente de dos maneras: favoreciendo la eliminación de líquidos (diuréticos) o dilatando venas y arterias (vasodilatadores).
Efectos secundarios. En el caso de los diuréticos:
  • Deshidratación. Abusar de estos productos genera pérdida notable de agua, debilidad y malestar general.
  • Alteración en los niveles de sales. Puede tener muchas consecuencias, como calambres, dolor articular y fatiga muscular.
  • Trastornos cardiacos. Es consecuencia de lo anterior, y el principal problema son arritmias (cambios en el ritmo cardiaco).
  • Pérdida del apetito sexual. Bajo nivel de sales y agua también repercute negativamente en la vida íntima.
En cuanto al segundo grupo de medicamentos o de los vasodilatadores, encontramos:
  • Mareos o náuseas. Sensación de movimiento brusco y ganas de volver el estómago.
  • Cambios en el sentido del gusto. Los alimentos se perciben con “sabor metálico”.
  • Salpullido y prurito. Aparición de granitos, con enrojecimiento y comezón.
  • Sed. La necesidad de tomar líquidos es apremiante.
  • Debilidad. Cansancio sin haber realizado esfuerzo físico.
  • Inflamación. Rostro, garganta, lengua, labios, ojos, manos, pies, tobillos o piernas pueden lucir hinchados.
  • Ictericia. Coloración amarillenta de la piel u ojos que se debe a que los medicamentos modifiquen la función del hígado.
  • Insomnio. Es probable que se altere la capacidad para conciliar el sueño.
  • Anuria. ausencia de necesidad de orinar.
  • Arritmias. Frecuencia cardíaca irregular.
Contraindicaciones:
  • Embarazo y lactancia. Todo antihipertensivo puede perjudicar la gestación y el amamantamiento.
  • Enfermedades cardiacas. Cualquier alteración cardiaca supone el riesgo de padecer reacciones secundarias notables. Se requiere en estos casos de estricta evaluación por parte del especialista.
  • Deshidratación. Toda persona con problemas de hidratación debe evitar los diuréticos.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...