viernes

Cómo enfrentar la soledad en fin de Año

Dificultades económicas, metas profesionales, situaciones familiares, entre otras circunstancias, pueden haber motivado la decisión de pasar la última noche del año lejos de tus seres más queridos. Si esto te provoca nostalgia y tristeza, debes saber que se trata de emociones normales y conocer cómo enfrentar la soledad de fin de año.
En lugar de afligirte por una circunstancia que no puedes cambiar, intenta nuevas formas de mantenerte vinculado a la familia. Combate la tristeza.
Monsita Nazario, consejera profesional, recomienda adoptar una actitud de agradecimiento por las nuevas oportunidades que te aventuraste a tener, por la salud y el amor que -aún sin un contacto físico constante- puedes disfrutar con tus seres queridos.
Aconseja, además ambientar tu hogar, cuidar de tí y valerte de las múltiples herramientas tecnológicas que te permiten, incluso, una comunicación virtual instantánea. No descuides otras formas de expresar afecto como las cartas y los paquetes enviados por correo, indica Nazario.
El doctor Marcos E. García, psicólogo, terapeuta de parejas y familia y la doctora Mary Ann Martínez, consejera, terapeuta de parejas y familia, ofrecen recomendaciones adicionales.
– Haz las paces con la soledad. Se puede estar solo sin ser solitario.
– Toma la iniciativa de contactar a tus seres queridos. Muchas veces esperamos a que otros nos contacten a nosotros y quizás son ellos quienes están esperando por nosotros.
– No te quedes en casa. Acepta las invitaciones que te hagan otras personas, especialmente si compartes poco con ellas; así te expondrás a nuevas amistades y experiencias.
– Aléjate de las personas negativas; esas personas que les gusta hablar de problemas o de la soledad.
– Haz algo diferente divertido, algo nuevo; sería ideal que lo grabes y se lo envíes a alguien querido que está lejos. (Una fiesta, cantar en un karaoke, etc.) Así, de alguna manera, ambos pueden disfrutar de la experiencia, y tu familia se sentirá bien de que no te encerraste en casa a llorar.
– Haz planes para el futuro. Planificar para el futuro (cercano y lejano) tiende a dar ánimos y una meta hacia dónde dirigirnos.
– Haz algo por otra persona. Ser voluntario, hacer un gran favor, ayudar a otros. El servicio siempre en una excelente manera de canalizar la soledad y enfocarse en los demás.
GDA / El Nuevo Día

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...