martes

Salvaescaleras: Ayuda a las Personas con Discapacidad

El humanismo y la solidaridad son una realidad que sólo están presentes cuando decides vivirlas con intensidad para ayudar a las personas con discapacidad. De ver y admirar las ideas de salvaescaleras madrid entendimos que el ayudar a los suyos es ejemplificar a los demás.

De muchísimas películas, series y dibujos animados hemos visto sillas elevadoras que ayudan a las personas con discapacidad a subir y bajar escaleras. Es también una forma de asociar a ciudades altamente tecnológicas como Japón. En fin, la idea se ve selectiva, cuando no, es parte posible, merecida e indispensable en la ayuda a una vida más digna para quienes tienen una limitación que no limita ni su potencial, su pensar y corazón.

Las sillas elevadoras y las salvaescaleras facilitan que las personas con discapacidad puedan movilizarse con sus sillas de ruedas, bastones, andaderas, prótesis y demás en casas, apartamentos, oficinas, buses, camionetas vans y en lugares públicos como los trenes subterráneos, hospitales o museos.

Una familia se siente más cómoda en practicidad no sólo porque quien posee la discapacidad puede por sus propios medios o con la menor ayuda, utilizar las salvaescaleras y demás productos, no sólo por el esfuerzo físico, sino por el factor principal que desea generar y que le ofrezcan todas las personas a quienes poseen alguna discapacidad: confianza.

La confianza de poder desenvolverse y desarrollarse por sí mismos aumenta la salud, el amor por la vida, por el desarrollo personal y de las habilidades sociales, cognitivas y cognoscitivas, trascendiendo más allá de sí mismos. Eso es salud familiar y un sólido eslabón para el ejemplo social.

La tecnología de punta, el desarrollo y mejoramiento de la misma y los valores de la arquitectura, tanto la que surge como la adecuación de la existente en pro de ofrecer un espacio digno y de movilidad amplia para quien posee discapacidad, son los asideros para el desarrollo de las salvaescaleras.

La tercera edad a veces limita las posibilidades de movimiento y las escaleras se transforman en enemigas, siendo ellas necesarias. De allí surge la necesidad de las salvaescaleras para poder ser parte por completo de un hogar y no confinarse a un área en especial.

Las alcaldías, gobernaciones, ONG’s y la sociedad en general, pueden unirse en pro de colaborar con algunos equipos como elevadores, plataformas, sillas salvaescaleras para los espacios públicos y en pro de colaborar con las personas con discapacidad, de manera individual, para sus hogares.


Dejar pasar la tecnología que es el pasado, presente y futuro, como herramienta de vida, es un pecado; y peor cuando no se usa la misma para hacer más práctica y digna, la vida que tenemos y la búsqueda de mejorarla como merecemos (no hacerla más fácil, sin esfuerzo no hay satisfacción).

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...