miércoles

Cuento Revolucionario para Maduristas Noveleros (de @TTrabajadorLeal)

Cuento Revolucionario para Maduristas Noveleros en Tiempos de Hambre y ReConstituyente.
Por Pablo Jiménez Guaricuco. Pablotx77@hotmail.com

Capítulo 1
El Padre y La hija
A coñazos quiso tener su primer hija pero se dio cuenta que para el nacimiento de algo bonito no podía ser bajo fuerza ni imposición. Había que guardar por lo menos las apariencias… y lo hizo, lo logro.
Ese padre amaba a su hija, era un gran y cariñoso amor. Ese hombre orgulloso de su pequeña la llevaba a todos lados y a todos la mostraba con inmodestia, se desasía en halagos y mimos. Era un poema verle el rostro iluminado de alegría y vanidad mientras hablaba jactancioso del potencial de la niña de sus ojos, de sus  altos preceptos morales y éticos, de su gran visión humanista… a medida que el tiempo paso la niña fue madurando y a pesar de que muchas veces entre padre e hija se dieron algunos encontronazos su relación de respeto siempre se mantuvo y cuando ella necesito de él en los tiempos de verdadera oscuridad a su manera ordinaria y poco convencional, Él saco el pecho por ella y con tácticas poco ortodoxa la defendió e hizo que se le respetara.
Como todo padre que jura a sus hijos que jamás los dejara solo y se mantendrán siempre a su lado para defenderlos y cuidarlos; El lo hizo con ella, con todas sus fuerzas y con todo su gran amor de padre le hizo el mismo tierno e ingenuo juramento a sabiendas que el tiempo no le permitiría cumplir como no se lo permite a ningún padre. Sin embargo hasta el último respiro la acompaño y busco enaltecerla y por ese amor que le tenía, y tal vez, hasta para salvaguardarla como su propio legado, ya que sabía que ella fue lo mejor que había hecho en su vida ideo un Plan Guía de protección y dejó los recursos necesarios para ejecutarlo por lo cual escoge uno de los sirvientes que pensaba más leales y lo nombra albacea de esa orden de fiel cumplimiento legal, de esa última voluntad hecha testamento.
Capítulo 2
De albaceas a Padrastro Violador
Paso poco tiempo de la muerte de aquel hombre cuando el “honesto” albacea en complicidad de otros sirvientes que vivían de la rapiña y descuidos de los férreos controles administrativos falsificaron el Plan Guía que les habían dejado y se dieron poderes excepcionales para apoderarse de las riquezas y aferrarse al control de esa inmensa fabrica de dinero, dejando en minusvalía a la señorita que prometieron defender y a todos los que dependía de ella.
Pronto comenzó a llamarse el hijo legítimo pero a la vez en sus contradictorios discursos se refería a la señorita como su hija la cual juraba en público defender y proteger como se lo habían ordenado pero cuando el pueblo comenzó a ver como se había dilapidado toda la fortuna que había en las arcas y como la industria ya no producía nada mientras muchos morían por faltas de medicina o de hambre, empezaron a invocar a los poderes de esa señorita que se encontraba dormida pero al despertar comenzó de llenar de energía a toda esa muchedumbre que la invocaba.
El Ilegitimo, el autoproclamado hijo, en compañía del jefe de su guardia uniformada y otros cómplices entre gallos y media noche se introdujeron en los aposentos de la dulce jovencita y el borracho de poder, de violencia e ignorancia usando la fuerza procede a violarla, a golpearla salvajemente drenando sin vergüenza alguna todo ese miedo y desesperación que trataba siempre disimular en público, cuando de pronto la puerta se abre y una de las cuidadoras de la joven entra y ve aquella horrenda escena y a pesar que dicha celadora siempre fue fiel al Ilegitimo esta vez había ido demasiado lejos y grito con todas sus fuerzas: El ilegitimo la Violo, le dio Varios Golpes, el jefe de su guardia personal la apresa mientras fraguan como ocultar lo que ya habían hecho.
Ahora que vamos hacer, el ilegitimo paso de ser el padrastro a Violador, se preguntaban los cómplices y luego dijeron: tenemos que buscar como salvarnos de sus delitos.

Capítulo 3
La Gran Estafa: ReConstituyente

Era tarde el pueblo ya conocía la noticia el ilegitimo la había violado, le había asestado no un golpe sino muchos y su vida corría peligro. La gente se estaba organizando y salía todos los días a pedir respeto por la señorita, pedían ejecutar sus poderes pero eran salvajemente reprimidos por la guardia.
Los cómplices asustados por las consecuencias de las acciones que habían validado con su presencia buscaban la manera de reparar el daño así que hablaron con los mejores maquilladores del TSJ para taparle los golpes con pintura y panque pero la gente noto la farsa, el golpe en la cara era demasiado evidente, así que decidieron reunir a la gente y decirle:
Como la Joven esta muy enferma, como ha recibido ataque despiadado de gente que dice invocarla para defenderla pero solo atentan contra ella hemos decidido que la llevaremos al quirófano para practicarle un procedimiento quirúrgico llamado ReConstituyente donde vamos a reparar sus daños, eliminar sus debilidades o sea desarmarla, disolverla y volverla reconstituir para que nazca asi la misma pero nueva que se adapte a nuestras necesidades.
Mucha gente no entendió, otros entraron en cólera porque claramente era el asesinato quirúrgico de la joven y algunos se reunieron para negociar a ver que sacaban de ese posible negocio.
Capitulo 4
En pleno desarrollo, la historia Se está escribiendo…

Publicado en www.aporrea.org enviado por el autor a nuestro correo reinaldogarnica@hotmail.com

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...