viernes

La Retórica

Dentro del estudio de la filosofía, especialmente de la filosofía clásica, aparece un elemento que generará bastante discordia en el transcurso de la historia, y del que hasta hoy se debate sobre su verdadera utilidad y beneficios en los diferentes aspectos donde es utilizado, este elemento es la retórica. 

​Los sofistas (pensadores con función educativa) de la época clásica, creían que la razón no se limita a conceptos predeterminados sino que depende del momento y del tema a discutir, y que a partir de esas dos variables se puede ir moldeando hasta crear nuevos conceptos basados en argumentos lógicos que se van deduciendo del tema de conversación. Con base en esta creencia, se apoyaban de las creencias de los pueblos y el componente emocional que viene con ellas, para aprovecharse así de las minorías crédulas.

Según Platón, la retórica posibilita tanto la creencia en lo verdadero como en lo falso, por lo que entonces tiene que haber una retorica de lo justo, y otra del engaño. Platón, decía esto porque estaba familiarizado con el concepto o percepción anterior sobre la razón, el sabia que dependiendo del retorico o del orador que expusiera los diferentes temas de discusión, lo que la gente creería iba a variar.

Tácitamente nos dice que la retorica es simplemente manipulación de la información a favor del orador y que usando las técnicas discursivas adecuadas, se podía convencer a los hombres de creer verdadero algo que realmente es falso, o aun peor, convencer a los hombres de que algo es justo cuando realmente es injusto.

Después de ver y analizar la percepción clásica del arte de la retórica, es preciso que también se haga ese análisis de percepción de la retórica en la actualidad.

Tienen en común la moderna oratoria con la antigua retorica, que se trata no sólo de convencer a las personas, sino también de embellecer ciertas acciones llevadas a cabo por otros, o embellecer como tal a la persona que las lleva a cabo mediante las palabras adecuadas.

Pero para poder comparar correctamente la retórica con la oratoria, se deben tomar en cuenta aspectos como que la retórica es un arte antiguo el cual al evolucionar se convirtió en oratoria, que la primera se encargaba de adular y buscar intereses propios, mientras que el objetivo de la segunda es asegurar el bien común y convencer a la mayor cantidad de gente de aceptar ese bien común sobre sus intereses privados, y por último, que los retóricos tenían esta posición de poder al haber aprendido a embellecer las cosas, pero los oradores modernos sí tienen (o deberían) un fundamento intelectual sobre las cosas de las que hablan por lo que no hace falta embellecer las cosas.
Autora: Sandra Ramírez Párima

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...