loading...

sábado

Celebrar no debe ser Pecado, aunque sea en Venezuela

Hace poco un alumno en la Universidad donde laboro me preguntó: "profe, ¿pero cómo es que pasando la situación tan mala que tenemos, todavía hay gente que rumbea*". Además de esta pregunta, he leído a personas cuestionar que hayan fiestas, matrimonios y más recientemente fiestas de graduación en discotecas, como la que terminó trágicamente por culpa de alguien que ha de tener licencia para portar granadas y esperamos sea apresado.

Para todos éstos casos, mi respuesta es la misma: Sí, estamos mal y no hay dudas de que nos vamos a poner peor. Pero, ¿acasos somos culpables en su totalidad de los errores de varios, incluyendo a quienes votaron por nicolás maduro y sus acólitos, por los que se abstuvieron, por los que votaron, por los que proponen utopías pueriles o por quienes van tan paso a paso que ya no sabemos sí están andando?

En realidad, tenemos una cuota, pero no un castigo. ¿Cómo le niesga usted a un niño su Navidad, ¿cómo le niega usted a una niña su disfraz de reina o de flor en Carnaval?, ¿cómo le niega una reunión con todos sus hijos y nietos a la matrona de la casa?, siempre que se haga con mesura y sin estar dilapidando sus ahorros de manera banal o con aquella máxima de los pobres de espíritu que dice "mañana se consigue, sí acaso", que es una especie de lotería, todo está aceptable.

Hay quienes pueden, ¿cómo?, no sabemos
No vamos a poner en tela de juicio los ingresos de cada quien, lo que debemos es objetar que banalicen y despilfarren sus ingresos como para mostrar un status que no poseen (snobismo) y que no extiendan una mano a quien lo requiere. De esa gente, líbranos Dios.

Aquí hago un paréntesis a un comentario que hacían los chavistas y que ya murió cuando se dieron cuenta que subestimaron la crisis que se les advertía. Siempre respondían "dicen que la vaina está jodía, pero las licorerías se las pasan llenas". A eso yo les respondía: "en esas licorerías están los inconscientes pertenecientes a todos los partidos, los que van de vez en cuando, los alcohólicos declarados y los que o no les interesa su familia o sus propias vidas, pero no está la población absoluta".

Así mismo les digo a quienes desde la oposición tienen a bien objetar que aún se hagan celebraciones: Un cumpleaños es una vez al año y ahora hasta se suman para una sola torta al mes; las graduaciones por igual, se amontonan y se ahorra desde un año o más; lo mismo bodas y bautizos. Hasta los funerales son planificados para los novenarios que salen más barato que la velación que ya se está obviando o se usan otros elementos que aunque indignos, tocan. Dato: en mi casa decidimos que ninguno será velado, a cremación o entierro de una vez, que nos visiten en vida y se ahorren las flores.

Las fuentes de trabajo
Y aunque queramos demostrar ante el mundo que estamos mal, tenemos que seguir y mantener la cordura con un gusto de cuando en vez y aún así luchar porque:
a) Los gustos y gastos se nivelen con precios justos y sean inclusivos.
b) Mejorarnos todos. El curso de la vida no puede permitir más amarguras devenidas de una autoflagelación, ya bastante daño ha hecho la dieta de maduro, los ataques psicológicos y la deficiencia proteínica y vitamínica.
c) Somos una cadena y cada eslabón se necesita.

Usted deja de beber y se hace un bien; pero sí quiere seguir bebiendo, más moderado y luego de cubrir algunas de sus necesidades, pues ese pago ayuda: al mesonero, al ayudante de licorería, al camionero, al distribuidor, a la fábrica y sus empleados a la acción social.

Sí va a una discoteca, ayuda al DJ, a las anfitrionas, al bartender, a la señora de mantenimiento, etc.

Sí va al cine, ayuda a que siga el empleo del joven que está estudiando para ser el ingeniero civil que podría ayudar a resolver las fallas en obras de su ciudad.

Espero que se entiendan los puntos:
1) No somos del todo culpables, el régimen pesuvista sí lo es, por ello estamos quebrados.
2) El ánimo depende del trabajo y del ánimo conque tú sigas el curso de tu vida, sin excesos pero sin privaciones; nadie te va a devolver éstos años que el psuv te ha quitado.
3) la lucha por la inclusión, para que esos niños pobres o esas madres solteras jóvenes tengan los productos que requieren, la sensación de una torta, el juguete que han soñado, el paseo que los integre a nuestras bellezas naturales en un viaje sencillo pero significativo, por eso hay que luchar.

Y todo eso implica trabajar, comprar, vender, pasear, gastar y sobre todo, pensar y no exagerar.

No te castigues, más bien castiga al culpable e interpela a los que deberían ayudarte a resolver para que ésto baje. No cuestiones los gustos y momentos, peor es no tenerlos e ir secando tu vida con un círculo vicioso de tristezas.

Ánimo con humildad y moderación.  Ojo con el radicalismo, esta momentos felices a tu historia de vida.

Lcdo. Argenis Serrano - @Periodistech

*rumbea: fiestea, marcha, bailanta.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...