miércoles

Mitos y Verdades sobre los Métodos Anticonceptivos

Métodos anticonceptivos, todas los usamos. Es una parte importante de nuestra salud sexual y reproductiva. Sin embargo, sigue siendo una de las áreas más incomprendidas de nuestra atención médica común.

Hay una serie de métodos anticonceptivos que son altamente efectivos para prevenir el embarazo. También hay mucha desinformación sobre cómo usar la anticoncepción, así como algunos métodos que simplemente no funcionan. Varias personas creen en los mitos sobre cómo evitar el embarazo no deseado y las infecciones de transmisión sexual…

Pero ya es hora de aclarar la situación y separar la verdad de la especulación.

Mitos y verdades sobre los métodos anticonceptivos

Cuidarte contando los días es efectivo
Este método no es recomendable, pues los procesos de ovulación pueden variar. Por lo que esta afirmación aparte de insegura, es totalmente falsa.

 

Cualquier anticonceptivo sirve para cualquier mujer

Depende en parte de los requerimientos de las pacientes. Por ejemplo, algunos acortan el periodo de menstruación, regulan la cantidad de hormonas o actúan contra los ovarios poliquísticos, entre otros factores.
Por eso es recomendable que consultes a tu médico para que ofrezca el método que más te beneficie y así encontrar el que mejor te funcione.

 

Los anticonceptivos engordan

Este es uno de los mitos más difundidos. Sin embargo, ginecólogos aclaran que “el uso de anticonceptivos puede producir retención de líquidos, que se traduce en no más de 500 gramos en la balanza. Además es un aumento transitorio que desaparece en uno o dos meses. Realmente, no debes preocuparte por los métodos anticonceptivos, sino por tu alimentación. Allí está la raíz del problema

 

El uso de pastillas anticonceptivas podría producir várices

Totalmente verdadero. La píldora es un medicamento de uso habitual, y todo medicamento tiene efectos. A largo plazo algunas mujeres que usan pastillas tienen más enfermedades varicosas.

No obstante, la mayoría de esas mujeres tiene otros factores de riesgo como el sobrepeso, por lo que no se puede culpar únicamente a la utilización de la pastilla. Aunque su influencia sí se refleje.

 

Fumar y tomar pastillas anticonceptivas no es compatible

Fumar es nocivo para la salud de las mujeres que utilizan la píldora, pues podría generar complicaciones severas. Por ejemplo las trombosis venosas, que son la formación de grandes coágulos en las venas de las piernas, y eso requiere de tratamiento y hospitalización. ¿Otra razón más para no fumar?

 

Si olvidas tomar la píldora por varios días es recomendable utilizar otro método anticonceptivo

Si el olvido es sólo de un día, el cuerpo no alcanza a activar el proceso de ovulación. Sin embargo, si se te olvida la píldora por más de dos días, debes considerarse fértil, y deberías utilizar un método anticonceptivo complementario, como el preservativo. Ahora, si esta situación es constante, podrías usar otro método.

 

El uso prolongado de medicamentos puede interferir en la eficacia de la píldora

Verdadero. Si bien el mito indica que son los antibióticos los que pueden reducir la eficacia del anticonceptivo, más bien es el uso prolongado de medicamentos para enfermedades como la epilepsia o la depresión.

El uso de antibióticos u otro medicamento por una semana o 10 días no afecta en la eficacia de los anticonceptivos.

 

Hay que dejar de utilizar las pastillas para que el cuerpo descanse

No es necesario descansar de las pastillas, ya que su efecto es muy transitorio. Cuando dejas de usarlas, la ovulación comienza muy pocos días después. No hay que descansar a menos que quieras embarazarte, y tampoco hay que cambiar de método si ha funcionado bien.

 

En algunos casos la libido baja

Esta afirmación es verdadera y algunas mujeres lo perciben. No obstante, es un proceso normal que en muchos casos es transitorio y pueden superarlo sin problemas. Las pastillas bloquean la producción hormonal del ovario, por ende, es común.

 

Las mujeres que amamantan pueden tomar anticonceptivos

Existen pastillas elaboradas especialmente para no afectar el proceso de lactancia ni al bebé. Así que como mencionamos anteriormente, existe una píldora para cada mujer y dependiendo de su organismo.
Publicar un comentario

Entradas populares