loading...

lunes

@LucioQuincioC es él, NO Todos (reflexión ecuánime)

Esta es su actual consigna. Vean, es la de él
¿no pueden los seguidores definir la suya?
La historia pareciera repetirse.
Es difícil hablar de un personaje netamente anónimo y más cuando está en el cenit de su popularidad en Twitter (Venezuela) y ahora por radio. Y no es para que no me insulte o aplique su operación BAS porque me vale, para ello he creado mi nombre, visión, rumbo y personalidad en esta microblogging (@humoristech), pero quiero buscar la equidad debida.


Desde que surgió la enfermedad de Hugo Chávez, la cuenta de @FredLiberty2010 y su posterior evolución a @LucioQuincioC ha sido motivo de polémica y apoyo.


Polémica: Su anonimato, la forma cruda y sin medias pintas al expresarse de Hugo Chávez y su séquito al cual les dice las cosas por su nombre. El balance que -digamos- ha tenido entre lo sucedido con algunos aciertos, otras veces con cambios en lo dicho por los distintos hechos y desecho o ajustado con el "yo no dije", "usted me mal interpretó", "está de tal forma pero no de tal otra".


Sus tweets y presuntos tubazos (tubazo es materia de periodistas y por lo visto, él no es ello), han sido atacados desde todo flanco por la guerrilla comunicacional, el SNMP y muy especialmente insultado por Mario Silva. Esto último no posee novedad porque Silva insulta, ofende y amenaza a todo aquel que no le pague o le rinda la pleitesía que su tercer año de bachillerato y gonorrea a medio curar. Por igual el mentado Pérez Pirela, el títere ideal del socialismo, vergüenza de la noble profesión del periodismo.


Por otro lado, tuiteros (periodistas como Bocaranda u Orián Brito) han manifestado su lejanía a su estilo, fuentes, compromiso y veracidad. Yo que lo he seguido sin seguirle (no follow), me consta que periodísticamente es acertada la decisión de éstos colegas ya que va contra el código de Deontología al no existir equidad ni respeto. Dicha decisión ha sido adoptada por tuiteros profesionales en otras áreas, que sólo lo leen, pero anteponen el Libre Albedrío a sus expresiones.


Y lo más polémico es el caer en la jugada del enemigo "tú la haces y me la pagas, en el infierno estarás, va en barrena, etc"., expresiones que propulsan el lado negativo de quienes lo siguen y que verdaderamente comprueban aquella frase de que "el puro deseo no empreña".


Apoyo: Tener tantos seguidores, bajo la tónica antes descrita y con las ansias del cambio de Presidente "sea por las urnas electorales o por una de cedro", creó una línea de apoyo que se tradujo en muchos seguidores.


Y a la usanza de Robin Hood, el fulano @LucioquincioC (fulano porque es anónimo, así se le puede llamar apropiadamente, no es insulto), desde hace un tiempo para acá comenzó una labora bastante loable, la propulsión de la búsqueda de medicinas para tratamientos permanentes que se han visto afectadas por el mal manejo de las divisas por el Estado (CADIVI) y las fallas en la industria farmacéutica (un preámbulo a cualquier recesión, fallas en la salud).


Ello le ha valido una línea de contención ante cualquier ataque de ambos bandos bastante sólida. Y si lo vemos bien, la hizo bien haciendo el bien. Lo que sea de cada quien. Se han visto resultados en algo que no debería suceder en un país con recursos.


Ha recibido bendiciones y respaldo a nivel nacional e internacional por estar al pie del cañón con el secreto más delicado y pernicioso que ha tenido el país, la salud del Presidente. En ese río revuelto, pescó de manera acertada.


El promover bloqueos a cuentas por demás ofensivas (Guerrilla Comunicacional, pesuvistas que sólo entran a molestar-indignarse-repetir), es también un gancho aunque ello sea tan sencillo. ¿Por qué le resultó? Porque el trabajo es en equipo para que se beneficien más. Allí la estrategia vuelve a funcionar.


Epitafio: Según él, "falleciendo Chávez, fallece su cuenta". Dio el mes de marzo y no acertó. Cada 15 días da 15 días más y la gente se le inquieta, pero con tuits adecuados, la retiene, ayudado también por las cada vez más patéticas presentaciones del Presidente por televisión y en el halo  informativo que se crea con las cuentas de: Nelson Bocaranda, Patricia Poleo, Berenice Gómez y los más directos, Radar de Barrios, GenPeñaloza, sumados a los de hipótesis científica del doctor Marquina.


Esa cuenta es una prueba doble: De la humanidad/humanismo en cada usuario de Twitter con el asociado de su propia reflexión; la segunda: Una prueba al periodismo que no ha sido más impulsor de exigencias ante una coyuntura indebida de que un sólo ser y sus secuaces hagan lo que les da la gana, usando a la Constitución y las Leyes como les viene en gana.


Quede él con su conciencia y estilo, no lo voy a ofender ni a defender. La equidad hacia él me debe importar (y sí, le he escrito y no, jamás me ha respondido), más debe prevaler mi código moral, como periodista, como venezolano e Hijo de Dios.


Lo que diga de Chávez y su combo, es por mi propio pensamiento y sentimiento, jamás bajo sugerencia o coacción. Eso sería practicar lo que se critica.

3 comentarios:

Rossyteles dijo...

En interesante el tema que planteas argenis, tenemos una variedad de cuentas que se bandean de un lado a otro muchas veces dando información y otras jugando a que la dan. Que de nosotros el saber discernir que es lo que podemos aprovechar y que no, según el sr @LucioQuincioC, a estas alturas estaríamos velando a Chávez, cosa ridícula porque hay enfermos de cancer terminal que duran hasta 3 años. Amanecera y veremos

Rossyteles dijo...

Aunque estoy completamente de acuerdo a la operación Bas!!!! No me calo mas in insulto de un chavista.... Príncipe como todo... La gente puede decir misa....y uno saber separar lo que es de lo que no es.

Padre Carlos dijo...

Yo veo el papel de @lucioquincioc como un remake de "La Rosa de Tokio". Es decir: una guerra psicológica contra el adversario... y que Silva y el presidente lo hayan mencionado ya dice mucho de la verdadera efectividad de la cuenta. Al mismo tiempo mantiene el ánimo en ciertos sectores de la oposición que son muy volátiles y tendientes al desánimo. Que la persona (o personas) detrás de la cuenta está bien dateada, ya se ha demostrado en varias ocasiones y aún cuando la veracidad no haya sido al 100%, no por eso hay que excecrarlo (hasta Bocaranda y la Bicha han tenido sus pelones grandes). En lo particular, su red twittera de medicinas funciona y soy testigo de eso (de manera fulminante como un rayo recibí ayuda para 5 viejos que necesitaban glucofage de 500 y no se conseguía). Él no es periodista ni yo tampoco...no me rijo por códigos de deontología periodística, así que no tengo porqué ser imparcial con @lucioquincioc Soy su admirador y seguidor

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...