El Humor Social en Venezuela

Venezuela tiene años siendo un hervidero, acallado por su idiosincrasia y por el “permiso de uso y porte de dólares” que se viene presentando desde 2018, que cambió el panorama oscuro, pero no lo mejoró económicamente, sólo "le bajó dos" a la toxicidad en el humor social.

Ahora que se acerca el día de las elecciones presidenciales en Venezuela (28 de Julio) y es evidentemente desfavorable al partido actual en Miraflores (el psuv), la incertidumbre crece con el aspecto de ¿Qué blindaje tomarán los socialistas en los seis meses entre la elección y la toma de la presidencia del nuevo mandatario?

Así como en menos de un mes se cubrieron las espaldas con reglamentos y jueces en el TSJ fieles a ellos en diciembre de 2015, de seguro harán con algunos aspectos del ejecutivo, Fuerza Armada Nacional y medios públicos para que no les sea tan adverso a los que se queden, ya que muchos de ellos preferirán “estar a salvo” en otros países.

El humor social está dividido entre quienes tienen la esperanza y casi convicción de que el psuv repite y de quienes ya vislumbran, en base a las encuestas profesionales y el propio día a día (entorno inmediato y mediato, más colaterales). Es un algo perceptible que ha creado esperanza y algo de confianza, sin bajar la guardia.

Todo eso fue construido por el propio psuv. De no haber trastocado con sus argucias obscuras al lado opositor, tendrían un mayor resquicio para poder ganar. Pero unificaron a los sólidos y los opositores a la medida que crearon lo poco que han hecho es ser un residuo, del cual también les han picado voto a ellos.

En cada marcha, reunión, mensaje en redes sociales de la campaña presidencial, se ve el humor social de las dos Venezuela que claman volver a ser una, con trabajo, buenos pagos, servicios, seguridad, salud, libertad y poder vivir sensaciones que sólo ven en videos de otros países y que ni en la llamada cuarta y esta quinta, pudieron conseguir.

Esto no lo dice quien suscribe, es demasiado evidente. Sólo una “mano peluda” podría volver al país un embrollo que le haga retroceder más.

El humor social también amerita del autocontrol y de la guia de los líderes. Esto no es “voltear la tortilla o el quítate tú pa’ ponerme yo” para burlarse y echarle en cara las cosas a los contrincantes. Eso podría encender aquellos resquemores que han puesto a Venezuela en tinieblas y permitido el dominio de algunos sin moral, por encima de un pueblo que merece ser tratado como es llamado en la Constitución: Ciudadano.

La unión y paz nace de cada quien, no es dárselas de sabrosos, vengativos y pendencieros, sino del “ya eso pasó, este sistema es mejor, sólo te pide como condición, trabajar, estudiar, respetar y soñar en grande, actuando en conjunto, porque acá, todos somos iguales.

el humor social
 

Qué es el humor social

En ciencias políticas y estadísticas, el humor social se refiere a la percepción y actitud general de la población hacia determinados temas sociales, políticos o económicos. Se puede medir a través de encuestas de opinión, estudios de mercado, análisis de redes sociales, entre otros métodos.

El humor social abarca las diversas formas en que el humor se manifiesta en la sociedad, como chistes, sátira, caricaturas políticas y memes además del boca a boca. Puede ser una herramienta poderosa para expresar opiniones, criticar a las autoridades y movilizar a la ciudadanía.

Las implicaciones del humor social son amplias, ya que pueden influir en la toma de decisiones políticas, en la adopción de políticas públicas, en la conformación de alianzas políticas, entre otros aspectos. Por lo tanto, es importante para las autoridades comprender y considerar el humor social en sus estrategias y acciones.

El acatar o no acatarlo por parte de las autoridades y de la propia sociedad civil, puede tener diversas consecuencias. Si las autoridades están en sintonía con el mimo, pueden ganar legitimidad y apoyo popular, lo que puede traducirse en estabilidad política. Por otro lado, ignorar el humor social puede provocar descontento social, protestas, manifestaciones e incluso conflictos.

 

Implicaciones

Positivas

Fomenta la participación ciudadana al hacer que los temas políticos sean más accesibles y atractivos.

Puede desafiar el poder establecido y promover la crítica constructiva.

Permite hacer la crítica más directa y digestiva hacia los gobernantes y otros elementos claves en la sociedad


Negativas

Si se malinterpreta o se utiliza de manera ofensiva, puede polarizar y dividir a la sociedad.

Las autoridades pueden verse afectadas negativamente si no comprenden o no responden adecuadamente al humor social.

El sometimiento erróneo a este tipo de crítica, puede afectar la salud mental o reputación de los implicados, en especial aquellos que no saben contrarrestar dicha situación de manera diplomática y veraz.

 

En qué afecta el acatar o no acatar el humor social

Acatar

Las autoridades que reconocen y participan en el humor social pueden ganar simpatía y demostrar apertura.

Pueden utilizarlo como una herramienta para comunicarse con la ciudadanía.

Saben desde el pueblo llano y profundo, qué padecen, quién les ha ayudado en el proceso o quienes han sido los detractores.

 

No Acatar

Ignorar o reprimir el humor social puede generar descontento y desconfianza.

Las autoridades pueden parecer desconectadas o autoritarias.

Incide en los vuelcos de los electores, quienes ven que es mejor así, ante quienes se mostraban como paladines de una lucha y en el proceso, se contaminaron y les abandonaron o les canjearon para salvarse de sus propios actos.

 

Lcdo. Argenis Serrano 

Perspectivas y escenarios posibles tras las elecciones en Venezuela

Venezuela se encuentra en un momento crucial, con las elecciones presidenciales del 28 de julio en el horizonte. La posibilidad de una transición democrática se vislumbra y esto podría redefinir su futuro político.

Varios portales nacionales e internacionales, además de analistas políticos, económicos y sociales han realizado estudios de probables escenarios post electorales. Incluso el venezolano común vislumbra en base al comportamiento de los actores políticos y sus acólitos cómo podría desarrollarse todo. 

He aquí algunos aspectos clave, recopilados de X, TikTok, consultas a expertos e incluso una consideración realizada por Copilot de Bing, bastante respetable en base a una recopilación de varios portales europeos, asiáticos y latonoamericanos:

elecciones
 

Gobierno de Transición

Si la oposición logra derrotar a Maduro en las urnas y los resultados son aceptados, se abrirá un nuevo escenario. El madurismo –otrora chavismo-deberá negociar y respetar la voluntad de la mayoría; seguirá con fuerza, pero el poder del ejecútese (ejecutivo), ya nos erá su potestad, así como la Fuerza Armada.

La transición se basará en el pago de deudas, estabilización de la economía, resolver crisis humanitaria y de servicios y despegar nexos oscuros en negocios que afectan al país y abrirse a toda inversión extranjera, incluyendo a China, Rusia, Irán, Turquía, pero sin opacidad.

 

Desafíos para la oposición

La estabilización de un gobierno de transición es crucial para consolidar el proceso de cambio. Esto implica desarrollar la capacidad estatal para atender las demandas de la población.

Lamentablemente el izquierdismo, dolido por la posible derrota, hará de las suyas como ha intentado en Argentina ante un gobierno ideológicamente contrario y el choque de ideas de regalarle a la ciudadanía los recursos versus crear los espacios sólidos para que la ciudadanía sea creadora de sus propios recursos.

 

Escenarios

Además de la transición, existen otros escenarios posibles en los seis meses entre las elecciones y la toma de posesión, ya sea la renuncia de nicolás maduro para acelerar el proceso o accionares oscuros de parte de grupos políticos, económicos o armados para seguir pescando en río revuelto.

La determinación y organización de las bases opositoras serán determinantes en este proceso, además de incluir como mediadores a factores del chavismo disidente y a los gobernadores y alcaldes del psuv, que bien saben que se acercan las elecciones regionales y de su proceder provendrá su continuidad o no, ya sin el portaaviones del partido de gobierno.

Queda claro que la situación en Venezuela es compleja, pero la esperanza de una transición hacia la democracia sigue latente.

 

Otros escenarios post elecciones

Continuidad del oficialismo actual

Una de las perspectivas posibles tras las elecciones en Venezuela es que el oficialismo logre mantener el poder y continúe con su agenda política actual.

 

Diálogo y reconciliación

Existe la posibilidad de que las elecciones sean el punto de partida para un proceso de diálogo y reconciliación entre las fuerzas políticas en Venezuela (y sus bases), buscando superar la polarización y trabajar juntos por el bienestar de la nación.

Este escenario es utópico, pero no del todo, ya que la necesidad de mediar es imperativa para reconstruir a un país psicoanímicamente afectado, casi a la par de lo económico y estructural.

 

Crisis institucional

Si los resultados de las elecciones son cuestionados y no se logra un consenso sobre su legitimidad, Venezuela podría enfrentar una crisis institucional que agudice la inestabilidad política y social.

 

Presión internacional

Dependiendo de cómo se desarrollen las elecciones y se manejen sus resultados, Venezuela podría verse sometida a una mayor presión por parte de la comunidad internacional, con posibles sanciones y medidas coercitivas.

Porque las sanciones, cuestionamientos o mal llamado bloqueo son personales, pero los receptores lo que han hecho es transpolar a la población nacional y dice que son otros los culpables, lo que enerva a quienes entienden el engaño, siguiendo la polémica y división nacional.

De haber unas elecciones medianamente tolerables, todas las restricciones de fuera se borrarán, gane quien gane, esperando que desde aquí sean recíprocos sin las condiciones o cuestionamientos de estar juzgando y atacando a otros países de manera enfermiza (molinos de viento), para ocultar sus propios errores.

 

Emergencia humanitaria

En caso de que las elecciones no conduzcan a mejoras sustanciales en la situación económica y social del país, Venezuela podría verse enfrentada a una prolongación de la crisis humanitaria que afecta a su población.

Esto podría no ser tanto así, mientras se mantenga el permiso de porte y uso de dólares (ya que es falso que exista dolarización en Venezuela); además, hay grupos de poder del Medio Oriente y Asia, que no permitirían ello suceda y no por los venezolanos, sino por las grandes inversiones que aquí han hecho y la presión que han ejercido en el gobierno de turno, lo que ellos llaman “alianzas”, sin contar las enormes deudas que Miraflores ha acumulado y que se deben pagar con espacios y reinversión extranjera que “se cobra y se da el vuelto”, sin que las arcas de la nación se vean favorecidas,

 

Reformas electorales

Las elecciones podrían ser el catalizador para la implementación de reformas en el sistema electoral venezolano, con el fin de fortalecer la transparencia y la confiabilidad de los procesos electorales en el futuro.

 

Inestabilidad política

Si las elecciones no logran resolver las tensiones políticas existentes en Venezuela, el país podría enfrentarse a un escenario de inestabilidad prolongada que afecte su gobernabilidad y estabilidad.

 

Incremento de la migración

Dependiendo de los resultados electorales y de la situación interna del país, es posible que se produzca un aumento en la migración de venezolanos en busca de oportunidades y condiciones de vida mejores en el extranjero.

 

Reconfiguración del panorama político

Las elecciones podrían dar lugar a una reconfiguración del mapa político en Venezuela, con la emergencia de nuevas fuerzas y actores que influyan en la dinámica política nacional.

 

Estas son solo algunas de las perspectivas y escenarios posibles tras las elecciones en Venezuela, que dependerán en gran medida de los resultados electorales, la respuesta de los actores políticos y sociales, y la intervención de la comunidad internacional.

Lcdo. Argenis Serrano 

La Fuerza Bruta

Desde niños, la fuerza bruta ha sido tomada como la manera errónea de tener cabida en el mundo. Aprovechar el poder corporal para intimidar, amenazar, gobernar y burlarse de otros menos acuerpados ha sido clave en el llamado bullying.

Este tipo de fuerza también es mental –más no inteligente-, permitiendo desarrollar artimañas para manipular, estafar y endiosar a los demás, con tal de consolidar sus más oscuros propósitos.

Está también en las armas, el dinero, los cargos en el sector público y privado, así como en los deportes.

Vemos cómo la tonificación muscular es utilizada como una forma de escalar en los deportes, cosa que podría comprenderse para el desempeño en el campo, pero no para utilizarlo en contra de las personas en el día a día.

La inteligencia, moral y sentimientos son tres fuerzas que se ven aplacadas en muchas personas que se concentran en la fuerza bruta.

Por fortuna, hay quienes saben medir su fuerza física y equipararla con su capacidad intelectual y unos sentimientos que les hacen buenos ciudadanos y mejores personas.

Aunque estas, en ocasiones, son tomadas por su figura y gestos serio y equilibrados, como “bravos o amargados”, creando lejanía. Aunque ese distanciamiento proviene de quienes sacan conclusiones a priori y no se atreven a descubrir quién está debajo de la fachada.

la fuerza bruta
 

Lo extraño de la fuerza bruta

Tomando lo anterior, vemos que hay quienes se acercan a quienes utilizan la fuerza bruta para conseguir lo que quieren. Es una forma de evitar ser perjudicados por ellos –al menos eso creen-, convirtiéndose en sus títeres.

Ha ocurrido en los reinos antiguos, en la mafia italiana o japonesa y en los grupos subversivos o de delincuentes de barrio que pululan actualmente. Esto termina acrecentando la tasa de villanos y agresores, porque prefieren estar con el que hace daño, para que no se los hagan, considerándolo a su vez la vía fácil.

Otros, que son fuertes, se decantan por la seguridad; hay muchos que usan su físico para intimidar y agredir al ciudadano, lo que no crea mayor diferencia con los delincuentes.

Pero hay muchos que son titanes por fuera y por dentro, que tratan a la persona con dignidad y demuestran arrojo por el prójimo, entendiendo que así como ocurre en la naturaleza, el fuerte protege al débil.

 

Canalizar nuestro poder interior

No a todo el mundo se le da la fuerza física, quien suscribe intentó la vida en gimnasios y jamás lo logró. Tocó fortalecer a la razón y el corazón para demostrar la fuerza interior.

Hay quienes son guiados para que su fuerza bruta sea parte balanceada de su existencia. De allí que el boxeo, karate, tae-kwon-do, kung fu, judo e incluso el ballet, pintura, música y yoga, permiten enfocar a niños, adolescentes y adultos a usar su fuerza para la defensa pasiva y el apoyo estructural en la vida.

No para conseguir lo que les plazca con el temor ajeno.

Además, otra forma de transformar a la fuerza bruta se encuentra en el léxico. Los instructores o manager deportivos de verdad exigentes le prohíben y sancionan a sus pupilos que reclamen con groserías o agresiones a sus compañeros o rivales.

Que cada molestia o error sea tomado con la madurez y fiel asumir que es de humanos errar y que la tenacidad y apoyo permiten corregir y olvidar los errores y alcanzar mayores metas, habilidades y jugadas o estrategias victoriosas.

Esto debería aplicarse en las escuelas, para que no existan más peleas provocadas por quienes tienen a la fuerza bruta de su lado y no toleran que otros sean como son o no se dejen quitar sus cosas.

Hagamos de la fuerza bruta (la que nos permite cargar un botellón o un saco de cemento o incluso destapar un frasco), en eso, la manera de estar sanos, óptimos, tonificados y hábiles para desempeñarnos.

No para transformarlo en agresión, falso liderazgo o en un error que pueda costarnos la cárcel, la muerte, la pérdida de un miembro e incluso, la locura, por no saber utilizar a la mente sobre el cuerpo.

La fuerza bruta es un concepto de poder necesarios para realizar con los músculos (pectorales, bíceps, tríceps, cuádriceps), lo que bien deben crear, canalizar y controlar los músculos principales: la mente y el corazón.

Lcdo. Argenis Serrano 

La Rebelión de la Militancia Partidista

El hecho de que se entregasen los partidos a quien no se los ganó a pulso ni por elección, ha formalizado la rebelión de la militancia en muchos partidos venezolanos.

 

A ello le acompañan las decisiones de la dirigencia de aquellos partidos, sean consolidados o de corta existencia, que por alejarse de la Misión y Visión de los mismos, generalmente para beneficiar a los patriarcas o "cogolléricos" que han generado el peor efecto en sus seguidores: la decepción.

militancia
 

Lo que ha detonado la rebelión de la militancia de los partidos políticos venezolanos

Ya es vox populi todo aquello que los partidos y movimientos oscuros en otras esferas han hecho para hacer que la política venezolana actual sea el peor amasijo de estrés e incertidumbre en todo militante, sea oficialista, opositor o de los que se llaman tercera vía o grupos de electores.

 

La rebelión de la militancia se ha sustentado en:

-      Los de arriba hacen todo lo contrario a los lineamientos del partido.

-      Decir una cosa, hacer otra, siempre a espaldas de las bases del partido.

-      Información fáctica de dudoso contenido.

-      Los llamados a la confrontación.

-      Decir que han hecho grandes esfuerzos o inversiones y en el día a día, nada de eso se palpa.

-      Caer en lo mismo, no surgir.

-      Incluso el romper las normas del buen oyente y el buen hablante, han generado alejamiento de la militancia.

-      No escuchar las propuestas o al menos, hacer una suma real de todas y encontrar consenso.

-      Sentirse como los peones sacrificables en el ajedrez político.

-      Que traten a la militancia como un “combo o paquete”, que viene con el partido y quien presida la dirigencia puede disponer de ellos, sin importar sus valores o libre albedrío.

-      El desgaste del discurso o de los métodos para hacer las cosas.

-      Que existan menos recursos para lo necesario, pero hay más para lo pueril.

-      Tratarse de enemigos e infundir esa idea, generando la misma discordancia de lo que otrora se le decía “enfrentamiento entre pobres y ricos”.

-      Costear lo que no se les ha solicitado.

-      El abandono a las ideas del partido.

-      La traición por corrupción o por haber defendido algo sin así sentirlo, nada más por escalar.

-      Malas estrategias de protesta, marcha o mitin.

-      Que no se le permita personalizar el mensaje, aunque respete los preceptos elementales de comunicación del mismo.

-      La falta de lealtad.

-      Cómo cambiaron las cosas a la callada.

-      Que no acepten la crítica constructiva, respetuosa, pertinente.

-      Ese todo o nada que emplaza a eliminar libertades individuales.

-      Los resultados de repetir las mismas políticas, que se sienten en el hogar, sea en la salud, la alimentación o la lejanía de los seres queridos.

 

Por ello, la militancia partidista se ha rebelado

Sí están de acuerdo con una persona o ideal que aporte más al país, se apartan de los colores del partido y se suman a ese valor agregado para el futuro.

 

Hablan por sí mismos, sin miedo, con la palabra coloquial pero respetuosa y constructiva que el partido no les permitía, pero que sus corazones no pueden acallar.

 

Denuncian a quienes lo hacen mal  incluso alaban a quien hace o dice lo correcto, cuando antes eran rivales acérrimos.

 

Vislumbran una nueva metodología partidista, pero para ello deben refundar al país para que todo partido –de derecha, de centro o de izquierda-, sea objeto de la resiliencia que hace mucho debieron tener y que fueron trastocados por todos los eventos suscitados.

 

La militancia está a la orden del país ya, sea roja, azul, blanca e incluso con los colores LGBTI+. Se está alejando de lo repetitivo, erróneo o de escasa visión –incluso convenenciero- de quienes son jerarcas de los partidos.

 

Lo demuestran no asistiendo a las concentraciones aunque les llamen o les quiten cosas. También lo demuestran cuando no asisten porque el candidato claramente no suma, sino que resta.

 

Nótese que ya ni republican o vocean los mensajes de las redes sociales de los candidatos, teniendo éstos que utilizar publicaciones pagas porque la gente que les apoyaba incondicionalmente, se les están yendo al no cumplir ellos –los políticos-, la condición de cumplir con sus obligaciones y palabra.

 

Esa militancia es la que puede refundar a los partidos e incluso, consolidar a la unión por encima de éstos, permitiendo que al fin El Libertador Simón Bolívar, baje tranquilo al sepulcro.

 

Lcdo. Argenis Serrano - @Periodistech 

Cómo Colaborar con la Campaña Electoral Desde Nuestras Redes Sociales

Luego del gran ejemplo de uso por parte del ahora Presidente de Argentina Javier Milei de las redes sociales, esa “espinita” quedó en los millones de usuarios de Occidente, Europa y Asia para poder ayudar al candidato, utilizando sabiamente el material disponible y dándole el enfoque de compatibilidad con los problemas que aquejan al país y más específicamente a los sectores sociales y/o profesionales en los que se desenvuelve.


De hecho, muchos falsos políticos (los que se lucran de los demás y no generan, pero dan dádivas del erario público al que agotan) tomaron consejo de ello, aunque utilizan los servidores y a sus profesionales de los medios para crear y actuar las situaciones, además de elaborar el material que deben colocar en perfiles que supuestamente son personales pero no lo son.


O sea, sigue el manejo de la información en detrimento de las sociedades.


redes sociales

 

Cómo colaborar con la campaña electoral desde nuestras redes sociales

Tres puntos esenciales de partida: No mentir, no usar sus cuentas principales (tampoco es generar anonimato, sino dedicar una cosa a algo específico), evadir y jamás provocar confrontaciones o polémicas (so riesgo de consecuencias legales y el escarnio público de la comunidad en Internet) y utilizar aplicaciones que permitan un número telefónico secundario, dedicado y temporal, tipo WhatsApp Plus que es una de las favoritas de los generadores de contenido.


Para utilizar WhatsApp Plus, Facebook, Instagram y/o TikTok de manera ética durante una campaña electoral, recomiendo seguir estas pautas:

 

Verifica la información

Antes de compartir cualquier contenido, asegúrate de que la información sea veraz y esté respaldada por fuentes confiables. Nunca quieras dar una primicia, analiza y sustenta al contenido, eso es lo que la gente asimila mejor.

 

Redes Sociales: Respeta la privacidad

No compartas información personal sin el consentimiento explícito de las personas involucradas y menos expongas a quien no está cometiendo algún delito. Ve directo a la noticia, aléjate del sensacionalismo y amarillismo.

 

Promueve el respeto

Fomenta la tolerancia y el respeto en todas las interacciones en línea. Evita el lenguaje ofensivo o discriminatorio. La Política con P mayúscula es buscar tender puentes lógicos.

 

Transparencia en publicidad

Etiqueta claramente todo el contenido patrocinado o pagado para que los usuarios sepan que es publicidad o que perteneces a una tolda. Monetizar no es malo, mientras no sea excesivo y descarado y provenga de fondos lícitos y/o no cuestionados.

 

Redes Sociales: Evita la desinformación

No participes en la creación o difusión de noticias falsas, ni siquiera por develarlas (sólo reseña e informa cuál es, pero no la difundas, réstale poder). Combate la desinformación con hechos y datos comprobables.

 

Cumple con la normativa electoral

Asegúrate de que todas las actividades en redes sociales estén en línea con las leyes electorales de tu país. Puedes solicitar ayuda a los partidos, aun no siendo militante o ante la autoridad electoral.

 

Separación de cuentas de redes sociales

Reiteramos que debes considerar tener cuentas separadas para la campaña y para uso personal, para evitar confusiones y mantener la profesionalidad. Si tienes un dispositivo dedicado o un navegador, mejor. Crea respaldos en la nube, para confrontar a hater o manipuladores. Respeta las leyes sobre informática y comunicación, además de a la Constitución.

 

Interacción responsable

Responde a los comentarios y preguntas de manera constructiva y educada y gestiona los errores de manera transparente. Crear video respuestas es generar contenido educativo y ampliar tu rango.

 

Uso consciente de IA en redes sociales

Sé consciente del impacto que puede tener la Inteligencia Artificial en el contenido político y electoral y aboga por su uso responsable. Úsale en segunda o tercera instancia y sólo para investigación o creación de imágenes alusivas pero respetuosas.

 

Educación sobre desinformación

Participa o promueve campañas de concientización sobre la desinformación electoral para informar al electorado. No siempre lo que dice el contrario es verdad, pero tampoco no siempre es mentira. Ecuanimidad, investigación, evidencias y hechos deben respaldar todo y ser honorable con el contrario.

 

Debates y derechos digitales

Participa en debates sobre derechos digitales y colabora con plataformas para promover un ambiente electoral justo y equitativo. Invita al voto con conciencia, por encima del partidismo o el miedo al futuro o cambio. Muestra lo positivo de las nuevas ideas y de los ajustes fuertes pero necesarios para que todos estén bien sin distinción.

Siguiendo estas recomendaciones, podrás contribuir a una campaña electoral más ética y democrática en las redes sociales.

Y recuerda, nunca robes contenido, sólo inspírate o refuérzate en él y corrige o aumenta con tu propia visión y con el objetivo de ayudar a toda la gente de bien como tú, sea o no de tu misma corriente político – electoral.

 

Lcdo. Argenis Serrano 

#FREEBITCOIN: Aprende a Ganar #Bitcoin #btc GRATIS DE POR VIDA

Cómo ganar bitcoin con Freebitcoin a diario sin importar lo ocupado que estés Atención:  La plataforma Freebitco.in ha mejorado muchísimo. C...

Entradas populares