viernes

Innovación y Creatividad (de @nicoletjendrick)

Autora: Nicole Torres Jendrick 
El dinamismo propio de nuestros tiempos ha elevado nuestros estándares de desempeño como profesionales en un ambiente que continuamente demanda nuevas competencias, para estar a la altura de las exigencias y expectativas, a las que nos enfrentamos día a día.
Es entonces cuando nuestra creatividad y capacidad de innovación parecen ser un requerimiento mínimo necesario para lograr posicionarnos un poco más allá del promedio, cumplir con nuestros objetivos y destacarnos entre miles, que a su vez, ambicionan nuestras posiciones y se preparan en sus propios términos para capitalizar cualquier oportunidad que les sea posible advertir.
Partiendo de esta premisa, las empresas con capacidad de adaptabilidad ante los cambios del entorno también han ajustado la manera de concebir sus objetivos; en los cuales el valor de la creatividad e innovación priva sobre el tiempo, y en aras de potenciar estas capacidades, la inversión se ha redireccionado a reforzar el talento.
Es posible decir entonces que los profesionales de hoy día deben comprometerse a generar una acción a partir de la cual sea producida una realidad que antes no existía, tal como entendemos Aristóteles hacía referencia.
Es así como las competencias técnicas son necesarias pero no suficientes para conquistar el éxito hoy día. En otras palabras, nuestra avidez para hacer uso de nuestros talentos en el ámbito profesional queda a merced del desarrollo de nuestras habilidades conductuales, que a su vez son desarrollables en la medida en que forjemos carácter.  
Existe una manera de sobreponerse al “auto-sabotaje” al que nos sometemos de manera involuntaria;
ello es, tomando consciencia de aquello que nos motiva

El carácter puede entenderse como la suma de atributos que constituyen la esencia de una persona y debe ser modelado dentro de la esfera de influencia de sí mismo, en congruencia a la estructura de valores y creencias de cada uno de nosotros.
Ahora bien, podríamos preguntarnos si todos podemos ser creativos e innovadores en nuestro ámbito de acción; posiblemente la respuesta sea que sí y sin embargo, no todos toman el riesgo de hacerlo.
En ocasiones no hemos creado carácter para ello y permitimos que nuestros miedos internos y el cuestionamiento que otros puedan tener de nuestras acciones, predominen sobre nuestra confianza en nuestro criterio y capacidad creativa. No obstante, existe una manera de sobreponerse al “auto-sabotaje” al que nos sometemos de manera involuntaria; ello es, tomando consciencia de aquello que nos motiva.
En razón de los argumentos propuestos por Sigmund Freud, Ivan Pavlov y Bentham, autores como Anthony Robbins han identificado dos grandes fuerzas motivadoras. De acuerdo a este principio los seres humanos nos motivamos profundamente ante dos premisas base; la primera de ellas es evadir dolor y la segunda es ganar placer.
Entre estas dos grandes fuerzas motivadoras, la evasión de dolor es el impulso predominante, por lo que la propuesta de motivación consciente de este autor es la  actitud reflexiva de las consecuencias que cada una de nuestras acciones u omisiones genera consigo. En otras palabras, cada vez que la inseguridad y el miedo nos inhiban de tomar una acción cónsona con nuestros objetivos, valores, deseos y aspiraciones; debemos crear consciencia sobre todo el dolor que podría causarnos renunciar a ellos; de esta manera nuestro instinto de evadir el dolor que pueda generar esa decisión será tan fuerte que encontraremos el impulso necesario para tomar acción.
Dicho esto, sólo nos resta preguntarnos; ¿Hemos sincerado nuestros deseos? ¿Hemos identificado realmente la pasión que nos permitirá tener la constancia y dedicación necesaria para ser extraordinarios y hacer de nuestro aporte un valor agregado para nuestra sociedad? Asimismo, debemos preguntarnos si nuestra motivación tiene conciencia de la grandeza de nuestro potencial y si hemos desarrollado el carácter necesario para abatir todos los miedos que naturalmente sentimos previo a hacer algo realmente trascendente.
Es momento de descubrir y respetar el valor que podemos dar al mundo, tomemos acción y dejemos huella.
Fuente: http://www.analitica.com/emprendimiento-2/innovacion-y-creatividad/

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...