viernes

Alimentos para ser mejores Amantes

Tu cuerpo produce testosterona en forma natural. En pocas palabras, es así como funciona: básicamente algunas células en los testículos, conocidas como “Células Leydig”, convierten el colesterol en testosterona, y luego inyectan esta hormona milagrosa en el torrente sanguíneo.Todos los días nuestro cuerpo produce entre 4 y 10 mg de testosterona. Y, dependiendo de cuánto sexo tengas, tu cuerpo secreta entre 4 y 10 mg diarios. Como ves, cada vez que ehaces el amor, estás liberando testosterona.
En consecuencia, si quieres ser capaz de tener más encuentros amorosos, necesitas incrementar los niveles de  testosterona en tu cuerpo.
Esto también tiene una suerte de efecto de retroalimentación... no sólo el hecho de tener más relaciones requiere de una producción mayor de testosterona, sino que a mayor cantidad de testosterona, mayor el deseo.
Ahora conoces los beneficios de la testosterona, y tienes una buena razón para querer maximizar tu producción.

Esteroides
¿Y qué podemos decir de los esteroides? ¿Acaso no son una testosterona sintética? ¿Acaso no pueden darnos todo lo que necesitamos?
Un momento. Tus testículos producen el 95% de la testosterona que hay en tu cuerpo. De modo que cuando ingieres esteroides, tus bolas ya no necesitan fabricar testosterona. El resultado de esto es que, en algún tiempo, tus testículos se secarán a falta de uso.
Asimismo, tu cuerpo convierte el exceso de testosterona en estrógeno. Es por esto que los muchachotes en el gimnasio que consumen muchos esteroides desarrollan una condición conocida como ginecomastia, cuya principal característica es el crecimiento de los senos. En consecuencia, tenemos algunas buenas razones para evitar los esteroides. Prosigamos.
En cambio, lo que vas a hacer es procurar que tu cuerpo produzca más testosterona por su propia cuenta. Esto puede conseguirse de dos maneras:
- Eliminando las cosas que haces que reducen la producción de testosterona.
- Haciendo aquellas cosas que han demostrado incrementar la producción de testosterona.
Teniendo esto en cuenta, vamos a hablar de los alimentos secretos. Ingiere los alimentos a continuación y consigue exacerbar la cantidad de hormona milagrosa que tu cuerpo produce.

Consume menos estrógenos
Los estrógenos en tu dieta provienen de fuentes que ni siquiera imaginas. Una de las mayores fuentes es la soja, que contiene químicos “tipo estrógenos” que pueden elevar la producción en tu cuerpo de esta hormona. De hecho, un motivo importante por el que las mujeres menopáusicas consumen soja es que ésta actúa en muchas formas como una rutina de reemplazo del estrógeno.
Otra fuente de estrógeno son las aves de granja que puedes comprar en cualquier tienda. En vistas de hacer crecer a los pollos con mayor celeridad, para producir esa carne de pollo rolliza y esponjosa que tanto añoran los consumidores, el alimento suministrado a los pollos en las granjas está lleno de estrógenos.
En consecuencia, en lugar de comprar un pollo convencional, invierte unas monedas más en uno orgánico o en uno “libre de hormonas”.

Sí, puedes ingerir colesterol (a veces)
No todo el colesterol es malo. Consume más del “buen colesterol” (HDL) y meno del “malo” (LDL). Los investigadores han descubierto que los hombres con altos niveles de HDL tienen mayor cantidad de testosterona.
Evita consumir demasiadas grasas saturadas. Y evita las gradas trans en cualquier cantidad. En cambio, busca en las etiquetas las insignias “aceite parcialmente hidrogenado” y “manteca vegetal”. Los productos a evitar por sobre todas las cosas son la margarina y los horneados envasados como galletitas y crackers.
Puedes encontrar buenas grasas en:
- Pescados de agua fría como el salmón.
- Aceite de lino (que puede conseguirse en la tiendas de comida orgánica).
-Avellanas.
Asimismo, ingiere mayores cantidades de fibras, que reducen los niveles de colesterol LDL.

Reduce los carbohidratos
Una dieta alta en azúcares simples y almidón puede hacer que tus niveles en sangre de cortisol e insulina se disparen. Estas dos hormonas pueden atentar contra la producción de testosterona. 
Los alimentos a evitar son:
- Panes, sobre todo el pan blanco bajo en fibras.
- Pastas.
- Papas.

Las frutas y los vegetales fortalecen tu vida amorosa
Consume tantas frutas y verduras como puedas. Una cantidad ideal para tu dieta sería del 70%. Tranquilo; llegar a este porcentaje no es tan difícil como parece. Si recortas de tu dieta los carbohidratos como el pan (que a decir verdad debería ser del todo eliminado), y lo reemplaza por frutas y verduras, podrías descubrir que no estás tan lejos del 70%.
No te preocupes si no consigues llegar a esta marca. Un estudio hecho en los Estados Unidos ha demostrado que agregar sólo una fruta y una porción de vegetales a tu dieta diaria puede incrementar tu testosterona considerablemente.
Cada vez que haces el amor pierdes los siguientes nutrientes: vitaminas B6, B12, y E; Calcio; Magnesio; Selenio; y Zinc. Cuando pongas en orden las existencias de estos nutrientes en tu cuerpo, notarás un incremento en el volumen de tu simiente.
Alimentos ricos en algunos o todos estos nutrientes:
- Ostras (Sí, los rumores sobre los beneficios de este alimento son ciertos).
- Carne de vaca.
- Avena.
-Pan integral.
- Aguacate.
Es también importante consumir grandes cantidades de vitamina C..., y es en las naranjas y el jugo de piña donde debes buscarlas. Los estudios han demostrado que mientras más vitamina C consumas como parte de tu dieta habitual, mayor es la cantidad de espermatozoides protegidos.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...