sábado

El Peligro de Hacer el Bien

Massiel Pacheco, una joven vendedora de comida en las calles, madre y partidaria del ex-Presidente Hugo Chávez (chavista), encontró un bolso con granadas cerca de su puesto de comida y se las entregó a los militares, como debe ser. ¿Su premio? Fue apresada y es acusada de terrorismo.

No valió su buena obra, militancia ni historial de vida. Fue acusada porque ese bolso quzás fue lanzado por quienes huyeron y no hay huellas para determinar, quizás una trampa caza bobos o quizás se requiere de un "chivo expiatorio" como para decir que no importa el color, sino que todos los que hacen algo malo, serán apresados. Lavarse la cara con alguien que hizo un bien, es empantanarse más.

No soy abogado, pero mi sentido de la justicia me hace entender que si alguien consigue algo y lo devuelve, es que quiere hacer lo correcto. Una persona mala se lo queda para su uso o venderlo. Nadie daña su futuro cuando se está labrando uno bueno, en este caso, trabajando en lo que le gusta y teniendo seres queridos.

Nos toca rezar por esta joven dama para que sus acusadores se les ilumine el cerebro -para variar- y la liberen. Ella y yo no colindamos en la ideología, pero s nota que sí colindamos en lo correcto. Yo hubiese sido también apresado porque eso mismo habría hecho.
LK-5085 Rechargeable Reciprocating Triple Blade Shaver
LK-5085 Rechargeable Reciprocating Triple Blade Shaver
$21.51

Es una acción del bien a lo que quienes ejecutan la ley parecen ensordecerse. Y esta práctica es vieja. Recuerdo una historia que me fue referida por mi mamá:

"En 1984, un señor que era taxista iba saliendo a hacer sus carreritas; a dos cuadras consiguió a la hija de una vecina y decidió darle la cola, con la mala suerte que más adelante fue chocado por un carro fantasma y la chica murió en el impacto y él, herido, fue llevado al hospital donde fue apresado. Al poco murió en prisión de un infarto ante la tristeza de ser condenado por homicidio".

Su delito fue hacer un favor, técnicamente. Su palabra y pruebas no bastaron. A veces los ejecutantes de la justicia ven sombras donde no hay bultos y de ellas se toman para cubrir una cuota, que va en detrimento de los demás.

La gran pregunta: ¿dejamos de hacer el bien, por esta u otras consecuencias?, definitivamente HAY QUE SEGUIR HACIENDO EL BIEN, SIN MIRAR A QUIEN. Porque "Moral y Luces son nuestras primeras necesidades", como dijo El Libertador Simón Bolívar. 

Más vale la pena hacer el bien con testigos, con respaldo. Documentar mentalmente lo que se hace para no caer en las trampas semánticas o de tortura pro confesiones (técnica al parecer permisada en socialismo) y siempre tener pruebas irrefutables. Pero lo más importante no pierdas tu identidad y dignidad ética por el miedo.
(SANEI) N800 7.85 Android 4.2.2 Dual-core 3G Tablet Phone
(SANEI) N800 7.85" Android 4.2.2 Dual-core 3G Tablet Phone
$117.79

Todo es un aprendizaje y en especial cuando hay tantas Espadas de Damócles pendiendo de la cabeza de los inocentes, por parte de los malos con poder. No les des gusto, sé bueno, honesto, ten la frente en alto, no te amilanes ni achicopales, no fustigues, no olvides las cosas buenas de los demás, no envidies, no acuses ni levantes falsos, no engañes, no jures en vano y sobre todo no pierdas tu identidad y valores. El destino de los malos es siempre sufrir por muy onerosos y poderosos que se sientan.

Y recemos por tanta gente buena que también es acusada de acciones malas en beneficio de quienes les hicieron la maldad. Porque quien hostiga, ofende, amenaza, se las da de sabrosón, guapo, apoyado, burlista, con saña, empuña armas, milita en partidos para humillar, habla con rabia y de manera imperativa, porta armas y aplica el agavillamiento, de verdad que merece pagar muchas condenas en vida, no las que no les otorgará la justicia actual venezolana, sino la Justicia Divina, la que no falla.

El peor peligro del bien, es no hacerlo.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...