loading...

sábado

El Triptófano y la Hora del Burro

Me enseñaron desde niño a escucha
r antes de hablar. Y de lo que no supiera, preguntara si era posible, investigara como opción a la par. Antes, con diccionarios y enciclopedias, ahora con Google, Bing y demás buscadores todo es más sencillo.

Hace poco oí en un episodio de Phineas & ferb al Dr. Doofenshmirtz decirle a Perry el Ornitorrinco que su nuevo "inador" era un "Triptófanoinador", porque descubrió que el sueño que se producía el Día de Acción de Gracias era debido al consumo de pavo.

Esto me hizo pensar y dio la casualidad que al día siguiente, comí un muslo de otra ave de corral, el pollo y tuve mucho sueño luego del almuerzo, lo que en Venezuela es conocido como "La Hora del Burro", debido a que el burro luego de comer, se echa a dormir y hacer sus necesidades bajo alguna sombra (entre 1 a 3 de la tarde). No lo hacemos tan similar, pero es el mismo sentido.

De la web MedLine Plus, conseguí esto: "Es un aminoácido necesario para el crecimiento normal en los bebés y para el equilibrio de nitrógeno en los adultos. Es un aminoácido esencial, lo cual significa que el cuerpo no lo puede producir y se debe obtener de la alimentación".

De la misma web, extraje el listado de alimentos que producen este aminoácido esencial: El triptófano se puede encontrar en:
  • El queso
  • El pollo
  • Los huevos
  • El pescado
  • La leche
  • Las nueces
  • La mantequilla de maní
  • El maní
  • Las semillas de calabaza
  • Las semillas de ajonjolí
  • La soya
  • El tofu
  • El pavo.
El cuerpo utiliza el triptófano para ayudar a producir la niacina y la serotonina. Esta última se cree que produce un sueño saludable y un estado de ánimo estable.
Con el fin de que el triptófano en la dieta se convierta en niacina, el cuerpo necesita tener suficiente:
  • Hierro
  • Riboflavina
  • Vitamina B-6
El Triptófano en la Venezuela actual

Es muy bien sabido el gran problema alimenticio que estamos padeciendo los venezolanos. Baja producción, no somos un país que acepte los alimentos transgénicos (tema para discutir luego) y las importaciones son insuficientes y a su vez, cuestionables en calidad y valores nutricionales.

De los alimentos antes citados, el que más se vende pese a lo caro pero en gran cantidad se encuentra, son los huevos. Éstos afectan el colesterol. Pero aún así son la solución. ¿No va a tener sueño entonces el venezolano, ante tanto consumo?; igual caso con el pescado, muy caro, pero altamente consumido por ser muy beneficioso en todo rango de salud.

Y si ven la lista, salvo la mantequilla de maní y algunos otros, los demás alimentos son consumidos por los venezolanos porque es lo que hay, con un desespero y resignación muy inapropiadas. No hablo de todos, eso es absurdo, pero sí de una gran mayoría.

A eso le sumamos el alto stress por la inflación, la escasez, la inseguridad, la improductividad y la hostilidad de muchos, entre sus problemas personales. La salud se va mermando y para la misma, no hay medicinas. No es chiste, es la verdad, ese es otro factor de alteración.

Por ello, entre el descontrol en el consumo, la vida diaria y los requerimientos naturales, los venezolanos están pasando por un montón de situaciones que agobian la mente y resienten el cuerpo, lo que crea debilidad, ser propenso a enfermedades de toda índole e irritabilidad porque no están suficientemente descansados.

Debo sumarle Twitter, por la información, interacción y esa sensación de estarse perdiendo algo si te sales, que te ata a un equipo electrónico en detrimento del sueño y verdadero descanso. Me consta, al igual que con Facebook e Instagram.

¿Soluciones?
Bueno, en primer lugar, aupar a la productividad, alejarse de quienes se estancaron en fallas que están afectándonos. Traducción: Votar por un cambio.

La alimentación: Moderación y saber qué tren de vida tenemos. Ajustarnos para no llenarnos mucho.

Los productos que producen el Triptófano son necesarios. Es nuestra mesura y momentos idóneos para su consumo junto a la cantidad, lo que nos dará el aporte requerido, sin afectación que se transforme en un sueño perenne que se haga parte del efecto dominó del día a día en nuestras vidas.

Comprar con asesoría. Nos puede parecer algo frugal, pero algo de lectura y mesura nos van a evitar malos ratos, sueño excesivo, flojera sin control, mareos y dolores estomacales.

Valorar la salud. No esperar a tener una enfermedad o accidente para quererse más. Justo balance entre los gustos y lo justo.

Escuchar más los términos, consultar y analizar. Es mucho lo que no sabemos, poder saber un poco más cada día, nos beneficia y por ende, beneficiamos a los demás. Así se vive de una manera humilde y útil.

Horarios para redes sociales, información y entretenimiento. El mundo seguirá allí al despertar, vamos a dormir más, procurar descansar.

No somos metahumanos, el cuidado debe ser prioridad, pero tampoco enfermizo, así tampoco se resuelven las cosas.

Una siesta es un reinicio que en países como Japón se permite. Tómese unos minutos, el cuerpo, alma y productividad se lo agradecerán.

Nunca te niegues los nutrientes indispensables, sea por dieta, ideología, religión, etc., la ingesta adecuada es esencial. Somos la base de nuestra salud a futuro, hoy.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...