sábado

Productos en la Caja del CLAP

 Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (conocidos por sus siglas CLAP), son un invento del régimen de nicolás maduro para tratar, sin lograr, de paliar la grave escasez alimentaria.

Si leemos el nombre poco a poco, cuando llegamos a “Locales”, vemos la contradicción con la realidad, al menos con la última caja (antes eran bolsas a llenar por quienes se encargaban en sus comunidades, bajo mando a las carreras tipo cuartel, como forma no ética de supervisión a civiles, hechas por los militares. El último lote ha sido de cajas ya embaladas y encintadas con los productos que le quitan lo de “Locales”, pues son HECHOS EN MÉXICO.

De no ser por una vecina que le solicitó a los militares encargados la encargaran del área, para así ella también tener, nuestra zona no tendría CLAP. Pero de 49 familias, 4 deben quedar por fuera de manera rotatoria mensualmente, porque sólo distribuyen 45 bolsas/cajas.

Debo aclarar y resaltar en éste párrafo esa no es la solución, es muestra del problema, que no hay Producción nacional (cuarta palabra del CLAP, Producción) y eso nos quita identidad. Hasta hace unos 4 meses había harina marca Venezuela y aceite CASA y leche Los Andes. Ahora, nada, ni huevos.

No soy economista, pero creo que si no produces con multiplicidad en muchos rubros necesarios, ganas menos en el comercio y no puedes reinvertir entonces picas de otro lado y eso va desgastando el capital y desmejoras otras acciones sociales. Sí estoy equivocado en este efecto dominó, presento mis disculpas. Pero así ocurre en una bodega, sí te comes la ganancia y parte de la inversión, no inviertes en nuevos productos, vendes menos y quiebras. Sólo lo maximicé al país y de allí, mi miedo razonable, a sabiendas de la ineptitud generalizada y creciente de maduro y su combo del mal.

Volviendo a la caja del CLAP, la cual es un paliativo de algunas cosas que sin regulación son poco asequibles o que los bachaqueros venden en “téticas” de 100 gramos a precio de oro, pues debo felicitar al Presidente Mexicano Enrique Peña Nieto, que siendo nada eficaz como dicen muchos de sus paisanos, al menos mantiene al aparato productivo local haciendo lo suyo, bien. Entiendo el problema de obesidad, la comida es sabrosa, apetitosa, plena e invita a comer más.

De lo que trae la caja: Aceite, Arroz, (muy buena calidad); harina de maíz (de distinta preparación, más refinada que la Harina P.A.N., pero muy sabrosa); Caraotas (blandas para cocción, muy ricas en realidad); Pasta, (extrañamente son de 200grs., raro que hagan empaques así. Pero es de gran calidad y apetitosa); Leche (es algo dulce, lo que la hace idónea para café con leche o alimentos infantiles, ahorra el azúcar); Aceite (buena calidad, no se quema rápido ni deja fragancia fuerte); Azúcar (buena calidad); Fideos (valen la pena); Catsup y Mayonesa (de pocos gramos comparadas con las venezolanas, pero de buen sabor); Atún (aceptable, algo seco).

Por Bs. 10.500 del cual ya mucho se ha dicho que deja ganancias para los oscuros que hacen éste negocio bajo cuerdas, amparado por un régimen anti-venezolanista, está bien en calidad y cantidad, pero, NO ES EL DEBER SER, DEBERÍAN SER PRODUCTOS VENEZOLANOS, ECONÓMICOS, EN MASA, EN SUPERMERCADOS, MERCADOS, ABASTOS, BODEGAS DE VENEZUELA, PRODUCIDOS EN EL PAÍS Y AUMENTANDO LOS EMPLEOS FORMALES.

Más hay quienes no quieren ver que eso es así y más complejo, sólo ven lo que se comen, que vuelvan a comer y que el mundo se venga abajo, siempre olvidando que Venezuela es parte del mundo y es su mundo, que sí no se hace bien algo hoy, mañana se te pasará factura a ti y los tuyos.

Tengo derecho a comprar esa caja con mi dinero ganado con esfuerzo y estudio, lo seguiré haciendo porque debo vivir para votar en contra de éste sistema, que venga uno mejor y digno y vivirlo. Los errores no compran los votos de la gente de bien, y los buenos ahora somos más en Venezuela.















No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...