miércoles

No Pana, NO HAY PAN

“El pan nuestro de cada día, dánoslo Dios…”, y como Dios es bueno y el socialismo no, Nicolás maduro y su séquito nos truncan más las posibilidades de comer el pan, algo que ni durante el éxodo de los israelitas dejó de ocurrir.
Creo que hay que implorarle a Dios nuevamente por el pan, pero no esperando el Maná que solucionaría la vida de los rojos, sino de quitarle el poder y bienes a quienes con sus acciones nos quitan el pan de la boca.

Aquí no es situación de defender panaderos, que ya sabemos tienen sus mañitas y bastante que las combatimos no comprándoles y haciéndoles o cambiar o quebrar. Aquí el punto es la deficitaria importación de trigo, el grano que no se da en Venezuela salvo hacia las zonas andinas y sólo abarca para cubrir parte del mercado de Los Andes.

“NO HAY PAN”, es un mensaje que lleva años escribiéndose a paso lento. Desde la eliminación de varios tipos de pan (gran variedad internacional se representaban en Venezuela), pasamos a los básicos: pan francés, pan sobado, pan canilla, pan campesino, pan de sándwich y los de hamburguesas y perros caliente y banquete, entre otros que eran variantes según el local y los panes dulces.

“NO HAY PAN”, un letrero que se veía ya desde antes de las navidades y que puso en vilo el tradicional Pan de Jamón que apenas pudo salir, por encargo y ajustado a los días festivos, algo que se comía todo el mes. El precio y escasez lo hizo una tradición que podría estar en vías de extinción.

Ahora, no hay pan de ningún tipo en el 90% de las panaderías, al menos de Maracay y no habría temor en extrapolar a todo el país. Donde hay, los hacen tipo canilla, más delgados, más caros, 1 por persona (que es 1 por familia). Y el lunes de carnaval, donde quedaba algo de harina, decidieron venderlo por número de cédula. Así que si usted no era 0 y 1 ese día, no comía.

Ni pan árabe o pita hay. Las galletas integrales que podrían suplir están carísimas y comienzan a escasear. No hay suficiente harina de maíz para hacer arepas que suplan y comer en la calle es darle eutanasia a presupuesto familiar.

Ahora nos dicen que llega un barco con harina de trigo y azúcar. El psuv se da bomba con ello, algo que debería ser normal y 3 veces por semana para cubrir con creces y sin stress el mercado nacional, como en otrora (antes de hugo chávez y un tercio de su gobierno). Con circo, suplen la falta de pan.

Dicen que hay pan, que las colas son culpa de los panaderos, que hacer dicha cola y que algunos compren significa que sí hay harina. Pero no, mi pana, sí usted hace una cola de no sabe cuántas horas a ver si sacan y cuánto sacan de pan y no consigue comprar suficiente o alguno, eso es señal que NO HAY PAN y es parte de los cientos de no hay que Nicolás maduro ha impuesto y que sólo con decencia, votos, expresión inteligente y unidad se puede desmontar.

Para que haya pan, no puede haber más socialismo.
Lcdo. Argenis Serrano
@Periodistech

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...