martes

El Juego del Calamar (Review Crítica a esta Serie de Netflix)

El Juego del Calamar: Serie de Netflix, Deplorable e Inculta (una abominación)

Incontable el número de series y películas que incluyen acción, terror y acciones que pueden causar escozor en la audiencia, incluso en la más afín a esos géneros. Pero El Juego del Calamar resulta ser una burla a varios de esos géneros, públicos y el sentido de la vida al alterar a la infancia.

el juego del calamar


Por ello, vamos a decir unas cuántas verdades incómodas al respecto:

1) El Juego del Calamar es una manera cruenta pero equivocada de demostrar el problema de la sociedad de Corea del Sur, en la que la belleza física es necesaria para surgir en la cultura actual.

Cientos de jóvenes cada año se realizan variedad de cirugías plásticas, peinados, mejoramientos muscular, gimnástico y de prendas de vestir, además de vehículos y joyas, todo para aparentar un status social. Para eso, se endeudan y requieren pagar de distintas formas, incluso con trabajos forzados, su cuerpo, su amor propio.

2) Tomar esa premisa para captar el interés de las personas por premios millonarios bajo engaño, es una falta de respeto directa. Todo un crimen que nos muestra que hay hilos de millonarios que se divierten en variedad de cacerías humanas, como ya expusiera con una mejor trama en una de sus películas el actor Jean Claude Van Damme.

3) La manera competitiva del primer concursante caído (participante 342), en la que cómicamente trata de detener la inercia de su carrera y termina perdiendo, para ser el primer abatido por un disparo, es una falta de respeto al humor asiático que tanto ha incidido en Europa y América.

4) La muñeca gigante robótica es una muestra de enajenación hacia los valores infantiles. Luz Verde y Luz Roja o para los venezolanos Un, Dos, Tres Cachito Quemao es un juego bonito que la adultez no debería destruir. Así como han hecho con los cuentos infantiles, cada vez más van lanzando a un falso precipicio de realidad las historias y elementos de la infancia. Generaciones más realistas, pero sin sentimientos, imaginación e inocencia, es lo que se espera tras todo esto.

4) Los participantes, luego de darse cuenta que están a merced de quienes le dominan, muestran lo mismo que los pueblos oprimidos: Temor a enfrentarse a unos pocos con armas, siendo muchos. La muerte se cierne sobre ellos, no enfrentan al opresor al cual pueden dominar con pocas bajas y sin ser como él. Pero la avaricia y el miedo les invita a seguir, en espera de no ser el siguiente a caer. El Juego del Calamar nos muestra la cultura de la codicia y nadie la quiere entender, porque el director y Netflix tampoco la quisieron bien explicar.

5) El Juego del Calamar muestra a la retaliación como gran exponente. Es así como el participante 001, el más anciano, resulta ser la mente creadora de tal perversidad. Demostrando esa anti-cultura de los mayores déspotas en el mundo, que si ellos sufren, han de llevarse a otros con ellos porque hasta el último instante, el placer de crear conflicto en otros, es inconmensurable.

El director y ninguno de los espectadores han reflexionado en que esta serie de Netflix demuestra las mayores bajezas y que las mismas no tienen género, edad ni condición social o raza. Pero nosotros se lo decimos: La maldad es un algo particular que se ha de saber juzgar, sea de parte de sociópatas o psicópatas.

6) Los participantes, resignados, activan el instinto de supervivencia individualista; para ellos lo que importa es ser el único en ganar, tanto por el dinero, como por la vida.

¿Quién puede ser feliz ante la muerte ajena como medio para lograr sus fines?

7) El personal en la serie, son aquellos seres de los estratos bajos que siempre están convencidos de que el dolor y sufrimiento ajeno y servir al mal es la mejor forma de surgir y sobrevivir, demostrando que donde otros caen, ellos siguen. Así comienza y se mantiene la delincuencia. En ningún momento se enseña a respetar la vida humana y que nadie se hace mejor pisoteando a los demás. Que se puede surgir sin hacer ni hacerse daño.

 

7) El participante 456 (la estrella de El Juego del Calamar), ganador de esta nefasta serie de Netflix, queda traumado y por un año no gasta la inmensa cantidad que él mismo sabe no ganó en buena lid. Se pinta el pelo de rojo, según el director y creador de la serie de televisión por streaming, porque sería algo que él de usual no haría.

Pero esa, es la conciencia que remuerde por todo lo que vio y lo que no hizo; por lo que calla y por lo que teme hacer; porque sabe que la sociedad está corrompida y ante cualquier palabra que diga será juzgado o será su fin. Guardó un luto y ahora usa el dinero para mitigar un dolor que lo perseguirá.

8) usar los signos del control de un Play Station como manera de invitación es muestra de los engaños con las marcas que tienen los inescrupulosos y que la gente termina comprando en intención y fines, tan solo por sacar supuestos beneficios, cuando realmente se está metiendo en algo ilegal. Luego, sn esas mismas personas que dicen respetar las leyes, como aquellos que no cruzan las calles en el paso de cebra y cuando el semáforo así se los indica, más se mientan buenos ciudadanos.

el juego del calamar


Conclusiones sobre la serie

Reitero que es una serie nefasta, por mucho que millones les encante. Es altamente peor que SAW, El Juego del Miedo, por no aclarar desde un principio su temática y burlarse de los elementos de inocencia, necesidad y espíritu de las personas que tratan de recuperarse de sus propias acciones equívocas (endeudarse y buscar en el juego la oportunidad de resolverse).

Muchos de los lectores, seguro se quejarán de los conceptos acá emitidos, pero los defiendo. Nada más vi 4 minutos en un clip de Facebook (el cual denuncié por contenido inapropiado) y algunas lecturas me dieron a entender el horror de exposición de la serie a las debilidades de la sociedad en todas sus edades en Corea del Sur.

Y así será en muchos países, donde se aprovechan de las necesidades para mal divertirse, aprovecharse, coaccionar, traumar a los más necesitados, que no quieren ver un abanico de opciones mayor para salir de sus problemas, sólo el del camino fácil.

El Juego del Calamar, es la muestra de la decadencia humana. Propio de Netflix que se niega a mostrar mayoritariamente material audiovisual que ayude a sentir, pensar, reír y crecer. Y sus suscriptores, eso no lo ven hasta que es tarde.

Argenis Serrano

1 comentario:

Hemos Visto dijo...

La estamos viendo ahora, y la verdad, no habíamos sacado la profundidad que nos cuentas en tu entrada, pero lo que sí estamos sacando es que es una serie totalmente sobrevalorada por el público el cual, a veces, parecemos tan aborregados como los própios jugadores del Calamar.

#FREEBITCOIN: Aprende a Ganar #Bitcoin #btc GRATIS DE POR VIDA [2021 - 2022]

Cómo ganar bitcoin con Freebitcoin a diario sin importar lo ocupado que estés Atención:  La plataforma Freebitco.in ha mejorado muchísimo. C...